Reportaje:INFORME SOBRE LA POBLACIÓN

Una de cada tres mujeres ha sufrido malos tratos o algún tipo de abuso, según la ONU

Los abortos selectivos y los infanticidios merman en 60 millones la población femenina

Poner fin a la discriminación por sexo es una tarea urgente para favorecer los derechos humanos y aumentar el desarrollo. Así lo establece el informe de Naciones Unidas El estado de la población mundial 2000, hecho público ayer. Ofrece un diagnóstico aterrador de la situación femenina. Señala que al menos una de cada tres mujeres ha sido golpeada u obligada a mantener relaciones sexuales o ha padecido algún tipo de abuso, incluso sin ser consciente de ello. Un mínimo de 60 millones de niñas que podrían estar vivas han desaparecido por los abortos selectivos, el infanticidio o el abandono.

Más información

"A pesar de los tremendos cambios del siglo XX, la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas continúan firmemente ancladas en culturas de todo el mundo", afirma el Fondo de las Naciones Unidas para la Población, que ha dedicado su informe anual sobre población a la discriminación femenina. El estudio, titulado Vidas juntas, mundos aparte. Hombres y mujeres en tiempo de cambio, constata que los estereotipos sobre el "hombre de verdad" y "el lugar de la mujer" se inculcan desde temprana edad y resultan difíciles de cambiar. Pese a todo, reconoce algunos avances.Naciones Unidas señala que la educación y la salud permanecen como bienes inalcanzables para millones de mujeres, despojadas también de derechos legales. "Se presta menos atención a sus problemas médicos. Se les niegan oportunidades de trabajo y reciben menos salario que los hombres por la misma tarea", asegura. La organización recuerda que de los 300 millones de niños sin acceso a la educación, 200 millones son niñas. La misma proporción se mantiene entre los 880 millones de analfabetos: dos tercios son mujeres. Éstas son otras de las lacras que padecen, según la ONU:

- Malos tratos. Al menos una de cada tres mujeres ha sufrido algún tipo de maltrato o abuso, casi siempre a manos de alguien próximo. Una de cada cuatro padece esa situación durante el embarazo.

- Sin derecho a vivir. Más de 60 millones de niñas han dejado de vivir, o no han logrado siquiera nacer, debido a los abortos selectivos, los infanticidios o los abandonos. El problema es especialmente grave en Asia. "En algunos países asiáticos hay 105 hombres adultos por cada 100 mujeres debido a la discriminación contra las niñas. Aunque en muchos lugares se han prohibido las pruebas prenatales para averiguar el sexo, existen test ilegales y las niñas se abortan con mucha más frecuencia que los niños", señala el informe. Añade que, sobre todo en ciertas zonas de Asia y del norte de África, las niñas tienen más posibilidades de morir. En ciertos casos reciben menos cuidados sanitarios y medicinas que los varones e incluso peor alimentación.

- Salud desigual. La desigualdad incide en la salud femenina. "A menudo se limita que las mujeres controlen su actividad sexual y sus posibilidades de protegerse contra los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual, incluido el sida. Las menores de 20 años son especialmente vulnerables", señala.

- Deseo de menos hijos. El estudio calcula que alrededor de 80 millones de embarazos anuales, un tercio del total, son no deseados. "Si las mujeres pudieran tener sólo el número de hijos que desean, la fertilidad se reduciría en muchos países a cerca de un hijo por mujer", señala.

- Anticoncepción. En 2015 los usuarios de contraceptivos en los países en desarrrollo habrán crecido más del 40%. Del 58% de las parejas que emplean estos métodos en el mundo, menos de un tercio recurre a sistemas que implican al varón (preservativos o vasectomía) o suponen cooperación (cita como ejemplo el coitus interruptus). En las zonas menos desarrolladas, cerca de dos tercios de quienes optan por la contracepción eligen la esterilización femenina o el dispositivo intrauterino. El informe señala la necesidad de la cooperación masculina para abordar la planificación.

- 50 millones de abortos. "Cada año, las mujeres sufren unos 50 millones de abortos, de los cuales 20 millones se practican en condiciones inseguras. A consecuencia de ellos, 78.000 mujeres mueren y millones sufren secuelas. En América Latina, las interrupciones del embarazo practicadas en malas condiciones provocan la mitad de las muertes maternales. Las chicas entre 15 y 19 años protagonizan al menos uno de cada cuatro abortos inseguros. Mejorar el acceso a la planificación familiar "es la mejor manera de reducir los abortos", según el informe.

- Muertes maternales. El 99% del medio millón de muertes maternales que se se registran cada año ocurren en países pobres, donde las complicaciones del embarazo o el parto acaban con la vida de una de cada 48 mujeres. En esas zonas, sólo el 53% de los nacimientos se atienden profesionalmente. La escasa atención repercute en que cada año ocho millones de niños nazcan muertos o fallezcan al poco de nacer.

- Sida en alza. La enfermedad ha infectado a 34,3 millones de personas y causado la muerte de 18,8 millones. En el África subsahariana, donde se encuentra el 70% de los infectados, las mujeres seropositivas superan en dos millones a los hombres. Más de 13 millones de niños han quedado huérfanos..

Informe completo en www.unfpa.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de septiembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50