La sequía de los últimos meses reduce la próxima cosecha de vino

La sequía de los últimos meses ha provocado una reducción de la cosecha de vino para la próxima campaña. Frente a unas previsiones iniciales de unos 42 millones de hectolitros, al final se espera que la cosecha no llegue a los 40 millones. En la campaña anterior se alcanzaron 36 millones de hectolitros. A pesar de este recorte en la oferta, la tónica generalizada en todas las zonas es la de una rebaja en los precios. Los industriales, tras los altos precios pagados hace un año, no quieren correr nuevos riesgos este ejercicio y optan por una mayor prudencia a la hora de pagar la uva.Los recortes en las cosechas afectarán especialmente a Castilla La Mancha. Por contra, se esperan producciones altas en La Rioja y el Duero. En estas dos zonas, en las que se han registrado precios récord en los últimos años, se prevé un descenso en las cotizaciones.

En Castilla-La Mancha, también habrá descensos. Frente a las 140 pesetas por kilo que se pagaron hace un año por la uva tinta de calidad o las 40 pesetas por la blanca, este año se teme una fuerte caída. El kilo se colocará por debajo de las 100 pesetas en los tintos y en torno a las 30 pesetas en los blancos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción