_
_
_
_

El mercado del aceite se reactiva con el aumento del 14% en las ventas y el descenso del 58% en las importaciones

El mercado del aceite se ha reactivado con el crecimiento en las ventas de un 14% y el descenso de las importaciones situado en un 58%, según datos contabilizados hasta junio por la Agencia para el Aceite de Oliva, expuestos a las organizaciones agrarias en una reunión celebrada esta misma semana. Esto unido a que el precio del aceite ha sobrepasado ya, aunque muy ligeramente, las 300 pesetas, mejora las expectativas de unos olivareros que han pasado este año por una de las peores campañas debido a la paralización de las ventas. Los agricultores andaluces han tenido dos cosechas almacenadas, por lo que han tenido que soportar costes económicos sin que se produjesen ingresos para atender los gastos.El atípico año oleícola ha generado pérdidas a los agricultores andaluces que sobrepasan los 50.000 millones, según las estimaciones de la organización agraria COAG. El almacenamiento del aceite ha tenido un coste de 13.800 millones en gastos financieros, cantidad a la que ahora esta organización suma otros 37.000 millones de pesetas por el descenso de los precios. El presidente de COAG en Jaén, Gregorio López, estima que se han perdido 50 pesetas por kilo de aceituna. Si el stock andaluz se situaba al inicio de la campaña en 269.738 toneladas y la producción final de ésta ha sido de 473.991 toneladas, las pérdidas se convierten en multimillonarias.

Los datos de la Agencia para el Aceite de Oliva ponen de manifiesto que se ha producido una recuperación del consumo, ya que se han vendido 364.000 toneladas de aceite, un 14% más que el año anterior hasta la misma fecha. Las exportaciones han tenido prácticamente ese mismo comportamiento, mientras que las importaciones han caído en más de la mitad situándose hasta junio en las 26.200 toneladas.

Estos datos llevan a Asaja a confiar en que los precios del producto en origen sigan subiendo hasta unos límites "lógicos" que no afecten al consumo. Ese incremento no se verá ya hasta septiembre, ya que en agosto la falta de operadores hace que prácticamente no haya transacciones en el mercado.

El diputado del PP Gabino Puche cree que en el sector se ha asentado la tranquilidad. "Está claro que el descenso del precio del aceite se debió a causas coyunturales", asegura el diputado, que critica a "algún sindicato particular" que trasladó la responsabilidad hacia el Gobierno y su intención de controlar el IPC a través del aceite de oliva. Puche se refiere a la organización agraria UPA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_