LA APERTURA DE LOS MERCADOSSANIDAD - DESCUENTOS PARA SANIDAD

Aumentan los márgenes de las farmacias para los medicamentos genéricos

El Gobierno ha introducido por primera vez un sistema escalonado en los márgenes que ganan las farmacias por cada medicamento que venden, que ya existe en otros países europeos como Bélgica y Holanda. Hasta ahora, ese margen era del 27,9% del precio de venta al público para todos los fármacos.Ahora queda así: cuando el envase cueste más de 20.000 pesetas (ya es el caso de algunos anticancerosos e inmunosupresores, e irán en aumento), el margen se fija en 5.580 pesetas. La mayoría de los fármacos se queda como estaba, en el 27,9%.

Y los genéricos (fármacos cuya patente ha expirado y que se venden sin marca un 25% o 30% más baratos) llevarán un margen mayor, del 33%. La medida pretende estimular el uso de estos fármacos, que actualmente suponen sólo un 3% del gasto sanitario público.

Además, las farmacias que venden mucho a la Seguridad Social, tendrán que devolver cada mes parte de sus beneficios a las arcas públicas. El Gobierno llama a esto descuentos. Esta medida no afectará al 60% de las farmacias, las que facturan menos de 4,6 millones al mes a la Seguridad Social. Para el resto, los descuentos serán escalonados. Por ejemplo, serán del 13% para las farmacias que facturan más de 42 millones al mes.

Los distribuidores de medicamentos se quedan actualmente con otro margen del 9,6% del PVP de los medicamentos. Ahora, para los fármacos que cuestan más de 20.000 pesetas, ese margen se fija en 1.384 pesetas.El resto queda como está.

Los medicamentos llamados "publicitarios", que son los que se venden sin receta y no financia la sanidad pública, como las aspirinas, podrán ser objeto de descuentos por cada farmacia o tienda. El precio de estos fármacos ya estaba liberalizado desde 1981, pero los márgenes seguían siendo de porcentaje fijo. Ahora se liberalizan también.

Además, las mutuas que cubren los gastos de incapacidad temporal de los trabajadores tendrán la potestad de dar las altas y las bajas a los trabajadores. Hasta ahora, sólo los médicos de la sanidad pública lo hacían.

En cuanto a la posibilidad de que las farmacias hagan un descuento en la venta de las especialidades publicitarias, que se pueden vender sin receta, la portavoz de Sanidad del PSOE, Matilde Valentí, aseguró que la medida no supondrá ningún ahorro en la factura del Sistema Nacional de salud, y que puede inducir al uso inadecuado de estos productos.

Tampoco reconoció la responsable socialista de Sanidad ningún valor como medida de ahorro al aumento del margen de los medicamentos genéricos, ya que aún no está en marcha el decreto sobre precios de referencia y su volumen en el mercado es "insignificante" [menos del 10%]. La diputada socialista señaló también que en los últimos meses había aumentado la factura farmacéutica pero no el número de recetas, así que lo que ha subido es el precio de los medicamentos, cuyo control debería ser "más exhaustivo".

Como resumen, Valentí, dijo ayer que con las medidas aprobadas el Gobierno pretende "cargar parte de la factura farmacéutica" a las farmacias, y aseguró que se trata de actuaciones "más de cosmética que de fondo".

Más tajante fue el presidente de la Federación Estatal de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Manuel Domínguez, quien calificó las medidas como una "terapia de caballo", que perjudicará seriamente el sector. Domínguez también recordó que la ley actual impide que las farmacias hagan descuentos en los medicamentos.

Por su parte, la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España mostró su preocupación porque se trate de rebajar el gasto social, cuando en su opinión debería suceder "todo lo contrario", y recordó que "el gasto sanitario público como porcentaje del producto interior bruto es de los más bajos de la UE (el 5,6%)".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50