Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Mujeres y derechos

Quiero expresar la sensación que me produce el acuerdo de la comisión de seguimiento del Parlamento vasco sobre los Alardes de Irún y Hondarribia, fomentado por el Parlamento vasco, respecto a la incorporación de la mujer. Me parece lamentable el esfuerzo de unanimidad y consenso de todos los partidos en un tema menor, cuando son incapaces de acercar posturas en temas de dignidad y respeto a los derechos humanos más elementales. Me parece patético el posicionamiento de los nacionalistas radicales en la defensa y elevación a la categoría de evangelio de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco cuando su actitud diaria se caracteriza por el absoluto desprecio a las normas, sentencias y derechos de quienes discrepan.Me parece cínico el comportamiento de los partidos estatales, defensores a ultranza de una Casa Real donde se priva del derecho sucesorio a las Infantas por razón de sexo. Señor Markiegi, ¿por qué no nos hace un informe sobre la constitucionalidad de que dos mujeres sean discriminadas en un derecho sucesorio por causa de su sexo, a favor del tercer hermano, varón? Por qué no se pronuncian las organizaciones feministas? ¿Es que la sangre azul les excluye de entre sus protegidas?- Salomé Iceta. San Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 2000