El ADN confirma la identidad de la madre biológica de una niña adoptada

Las pruebas de ADN han demostrado que la mujer que reclama a una niña dada en adopción ilegal por la Junta de Andalucía en Jaén, poco después de su nacimiento, es la madre biológica. Esta prueba la solicitó la Audiencia Provincial después de un largo proceso judicial que terminó con una sentencia del Tribunal Supremo que dio la razón a la mujer y ordenó que le sea devuelta la pequeña que ahora tiene ocho años. La Audiencia deberá tomar ahora una decisión definitiva.Las pruebas de ADN solicitadas por la madre y persistentemente obstruidas por la Junta de Andalucía, se realizaron el pasado mes de enero en el Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada. El informe resalta que la coincidencia genética entre la mujer y la niña se sitúa en un 99,99%, lo que no deja lugar a dudas sobre la relación materno-filial entre ambas.

Francisco Herrera, abogado de la mujer, indicó ayer que ésta desea que sea reconocida su condición de madre y estaría dispuesta a aceptar, en ejecución de sentencia, algún régimen de visitas para evitar perjuicios a la niña. Recordó que ni la Junta ni los padres adoptivos se han puesto en contacto con la madre biológica.

La protagonista de esta historia aceptó dar en adopción a su hija cuando estaba embarazada. Tras el parto, la Junta de Andalucía entregó a la recién nacida en adopción y después se negó a devolverla cuando la madre la reclamó. La primera batalla jurídica se resolvió en el Juzgado de Primera Instancia a favor de la mujer, pero la Audiencia de Jaén, con el apoyo de la fiscalía, falló a favor de la Administración.

El caso llegó al Supremo, que el año pasado anuló la sentencia de Jaén y decretó que la adopción se había realizado de forma ilegal porque se incumplió el requisito de que la madre diese su consentimiento en los 30 días posteriores al parto. La delegada de Asuntos Sociales de Jaén, Mercedes Fernández, indicó ayer que la Administración andaluza espera ser requerida por las partes. Aseguró que "nuestro procedimiento ya ha terminado", dijo, y que "son los padres adoptivos los que tienen plena capacidad para actuar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de abril de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50