Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay que matar con láser"

"Con un láser. Con eso tendríamos que poder matar los toros" A pesar de ese rasgo de humor Morante de la Puebla estaba contrariado. No era para menos. La espada le privó de un triunfó que se ganó toreando. "Me he encontrado a gusto y he dejado los dos toros de mi lote cruditos para que tuvieran movilidad porque venía a por todas" dice el torero de la Puebla del Río. "Luego con la espada me he tirado de verdad pero... ¡no he visto estoque que entre dando en hueso!" Morante está en forma tras la grave cogida que sufrió en septiembre pasado. Una lesión le impidió seguir la temporada. Tras unos meses de lenta recuperación ahora inicia ésta con la esperanza de romper: "La verdad es que sí. Aún me noto alguna molestia, pero es cuestión de calentar un poco más". Ayer calentó bien y trasladó su arte al tendido "El primero llegó incierto a la muleta, estaba distraído y había que meterlo en faena. Mi segundo fue mucho mejor y cuando empecé a torear con la izquierda el público se vino arriba y eso me da ánimos".

Hoy en Lorca, próxima cita del torero, tendrá nueva oportunidad para el triunfo. Pero hay que matar los toros, de momento todavía, con el estoque.

Por otra parte sigue la mejoría de Espartaco, corneado el pasado jueves en la feria de Fallas. El torero cura sus heridas en la clínica de la Salud de Valencia donde evolucionan favorablemente. Además, en las radiografías a que fue sometido, el equipo médico no ha apreciado ninguná lesión ni en el cuello, donde recibió un fuerte golpe, ni en el tobillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 2000