Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paco Rabal y Federico Luppi, cara a cara en la película de un debutante

'Divertimento' une por primera vez a los actores

Madrid El director José García Hernández (Guadalajara, 1965), después de realizar cuatro cortos, se dispone a rodar los 90 minutos de Divertimento, un thriller psicológico ambientado en un teatro y que enfrentará a dos grandes del cine: Francisco Rabal y Federico Luppi. Hernández, que quiso dejar muchas cosas en el misterio, se limita a decir que esta película pretende dar respuestas a la pregunta "¿qué serías capaz de hacer para conseguir el papel de tu vida?".

"Sólo puedo decir que en Divertimento hay una trama muy densa, cosas muy liadas, detrás de las cuales está el poder y la ambición", afirmó un Hernández flanqueado por los veteranos actores Paco Rabal y Federico Luppi, ante las insistentes preguntas de los que el pasado miércoles asistieron a la presentación del rodaje.Paco Rabal, que el miércoles cumplía 74 años y que confesó haberse leído el guión (firmado por Manuel Ortega) de un tirón -"como se lee una novela policiaca, que no sabes qué te va a contar en la siguiente escena"-, dijo desconocer el final de esta película, para el que su director prevé realizar tres versiones con distintos matices. "La película tiene lo que el espectador quiera pensar", afirmó.

En Divertimento, que cuenta con un presupuesto de 230 millones de pesetas y que se rodará a partir del lunes en un antiguo teatro de Ferrol (A Coruña), Rabal encarna a Bernardo Gabler, un viejo actor de teatro, ya retirado, y que ha interpretado a lo largo de 15 años al protagonista de la obra Divertimento.

Su oponente, el argentino Federico Luppi, interpreta a Daniel Santos, un actor de televisión de dudoso talento, cuyo mayor deseo es lograr el reconocimiento de la crítica. Para esto se dispone a hacer el papel de Gabler, a quien pide que le enseñe todo lo que sabe sobre el personaje. Pero Gabler, que ama tanto el papel que lo hizo célebre, enfrentará al nuevo aspirante con su mediocridad e incluso lo expondrá a situaciones límite, como acceder a involucrarse en un asesinato.

Como 'La huella'

Rabal señaló que en Divertimento, que plantea cómo "un personaje puede llegar a la degradación por lograr sus objetivos", encuentra cierta analogía con La huella, la película de Joseph Manckiewicz en la que Laurence Olivier y Michael Caine interpretan sus respectivos duelos. "Me da pena Luppi, porque lo maltrato mucho en la película, le estoy humillando todo el tiempo. Aunque hay veces que él se venga".

El veterano actor, ganador de un Goya al mejor protagonista en 1999 por su actuación en Goya en Burdeos, de Carlos Saura, comentó que el hecho de trabajar con Hernández, a quien conoció cuando éste trabajaba como cámara en la serie Truhanes, demuestra su confianza en los directores jóvenes. "Esto no quiere decir que desconfíe de los maduros, porque al final lo que importa es el talento", sentenció Rabal.

Luppi confirmó lo dicho por Rabal al señalar que no le gusta hacer una distinción "entre geriatras y neonatos, que es medio fascistón. La vejez es irrelevante; lo importante es brindar una visión aguda del mundo y poderla expresar", dijo. "Lo que me seduce de un director joven es que tiene menos ataduras y se expresa con mayor libertad".

El actor de Un lugar en el mundo, que confesó que cada vez que regresa a España le entra la tentación de quedarse, confió en hacer de Divertimento "una película creíble". Haciendo alusión a su compañero de rodaje, Luppi se mostró satisfecho de trabajar con alguien que ofrece "una enorme cuota de seguridad" a la hora de actuar.

"Siempre, aunque uno tenga experiencia, las cosas se facilitan si tienes un buen compañero", respondió Rabal, haciendo a su vez referencia a Luppi. "Entonces hay que trabajar para el compañero, porque así trabajas para la obra y para ti". En Divertimento completan el reparto Sonia Castelo, Margarita Fernández López y un actor cuya identidad su director se negó a desvelar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de marzo de 2000