Casi el 65% de los trabajadores de la construcción paró en la primera jornada de huelga general

"Accidente laboral, delito patronal. Basta ya. Prevención". Bajo este lema cientos de trabajadores del País Vasco recorrieron ayer las calles de Vitoria, San Sebastián y Bilbao. Era el colofón al primer día de la huelga general convocada para ayer y hoy en el sector de la construcción para exigir mayor seguridad laboral y un control de la siniestralidad. Cerca del 65% de los trabajadores de la construcción en Euskadi respondieron a la llamada de UGT, Comisiones Obreras y USO. En Navarra la respuesta fue aún mayor: un 90% del sector quedó completamente paralizado.

Más información
FOTO SIN TITULO
Todos presionan

La huelga contra los accidentes laborales tuvo un seguimiento similar a la representación de las centrales no nacionalistas. Álava fue la provincia con mayor éxito, seguida por Vizcaya y luego Guipúzcoa. Las dos centrales no nacionalistas tienen la mayoría en el sector de la construcción en Euskadi. En Vizcaya, UGT cuenta con el 25% de los delegados y CC OO con el 30%; en Álava, UGT tiene el 37% y CC OO el 20%, y en Guipúzcoa, UGT reúne el 20% y Comisiones el 15%.En enero pasado, los accidentes laborales en la construcción superaron en un 38,18% a los ocurridos en igual mes de 1999. Según los datos aportados por UGT, de un total de 48.393 trabajadores del sector en Euskadi, 31.455 secundaron el paro. "Hay obras totalmente paradas y otras que, aunque han seguido la actividad, no lo han hecho al 100%", señaló la central en un comunicado. El fin último de la huelga de ayer y hoy, según los sindicatos, es que las administraciones y los empresarios establezcan con urgencia las medidas necesarias para una drástica disminución de los accidentes a través de la regulación de las condiciones laborales, el empleo estable en el sector y la regulación de la subcontratación.

Mantenerse pese a ETA

Santiago Bengoa, secretario general de Comisiones en Euskadi, explicó que las centrales convocantes han optado por mantener las manifestaciones, pese al atentado de ETA contra el dirigente socialista Fernando Buesa y su escolta, el ertzaina Jorge Díez Elorza, para trasnmitir "a quien utiliza el terrorismo, la violencia, que vamos a seguir en el día a día en la defensa de los intereses de los trabajadores". "No nos van a parar", concluyó. Bengoa participó por la mañana junto a los delegados sindicales de CC OO en una concentración en el Zubi Zuri (la pasarela Calatrava) de Bilbao.

Carlos Trevilla, secretario general de UGT en la comunidad autónoma, se mostró satisfecho y aseguró que la convocatoria había sido un éxito dadas las circunstancias. "Hay que dejar las campañas mediáticas y entrar en las empresas", recriminó Revilla a la Administración vasca. El dirigente de UGT calificó las concentraciones de éxito, pese a la "desgracia" que supone la falta de unidad de acción sindical. "En las empresas sí se juntan los sindicatos, aunque en la calle no lo hagan, pero la acabarán haciendo".

El seguimiento del paro fue mayor todavía en Navarra, donde UGT es el primer sindicato y CC OO, el tercero. El 90% de los 14.000 trabajadores navarros de la construcción secundaron la primera jornada de huelga, según fuentes sindicales, informa Mikel Muez. El paro fue prácticamente total en los sectores público y privado, a excepción del área de Alsasua, donde se trabajó.

En 1999, hubo seis muertes en el sector navarro de la construcción y uno de cada cinco empleados tuvo algún percance. Patxi San Juan, portavoz de UGT, consideró "lamentable" que la Administración foral, la primera empresa en cuanto a contratación de obras de construcción, no exija el cumplimiento de ley de Prevención de Riesgos Laborales.

[Por otro lado, la unión temporal de empresas Ibilbide, encargada del mantenimiento de la N-I y la A-15, ha sancionado con un total de 13 días de empleo y sueldo a dos trabajadores por denunciar la falta de medidas de seguridad en unas obras del túnel de San Lorenzo, según informó ayer el sindicato ELA. Las mismas fuentes precisaron que las sanciones fueron impuestas ayer, después de que el pasado día 18 ambos trabajadores, uno de ellos delegado sindical de ELA, criticaran ante los responsables de la empresa que la señalización de seguridad en la calzada no era la adecuada para las labores de limpieza que realizaban en dicho túnel. Según ELA, el delegado de prevención y los técnicos de instalaciones de la empresa admitieron las deficiencias y las subsanaron, pero posteriormente los dos trabajadores fueron "castigados"].

MÁS INFORMACIÓN EN PÁGINA 73

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS