Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACIÓN

La regeneración cardiaca y la neuronal centran la actividad del Instituto de Biomedicina de Valencia

El estudio de enfermedades como el alzheimer, la diabetes o las dolencias cardiovasculares centran la actividad del Instituto de Biomedicina de Valencia, un organismo dependiente del Centro de Investigaciones Científicas (CSIC) que ayer fue inaugurado oficialmente por el presidente de este organismo estatal, César Nombela, pese a que lleva en funcionamiento más de un año.Entre los proyectos más destacados de este instituto, en boca de su director, Vicente Rubio, se encuentra la investigación en patología cardiovascular, la genética aplicada a la patología humana, los estudios relacionados con el metabolismo, la nutrición y la endocrinología y la búsqueda de nuevos antibióticos. Rubio se detuvo en los trabajos de cultivo celular para devolver la funcionalidad de corazones infartados que desarrolla un equipo del centro y en otro recién creado de neurorregeneración, destinado a devolver la movilidad a personas con la médula espinal lesionada.

El instituto -integrado por unas 40 personas, a pesar de que sólo nueve de ellos forman parte de su plantilla estable y dirigen otros tantos grupos de investigación- pretende conectar los conocimientos científicos, fundamentalmente los relacionados con los últimos avances de la biología, con los avances médicos de forma que puedan ser aplicables al campo de la salud y cuenta con un presupuesto de 200 millones de pesetas, más los fondos que obtienen los investigadores.

El CSIC aporta medios técnicos y el edificio, y son los científicos encargados de los proyectos los encargados de obtener subvenciones para sus estudios, ya sean autonómicas, nacionales o internacionales, para sacarlos adelante. Al acto de ayer acudiron el consejero de Educación, Manuel Tarancón y el vicepresidente del Consell, José Luis Olivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 2000