Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Responsables del nuevo centro de infertilidad de Almería achacan a los pesticidas la alta tasa de esterilidad

El doctor José Remohí, fundador en 1990 del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), inauguró ayer en Almería la clínica que este instituto puso en marcha en la ciudad hace tres meses y por la que ya han pasado 135 parejas, de las cuales 16 han logrado el objetivo del embarazo y 50 se encuentran actualmente en tratamiento. El IVI, con centros en Valencia, Castellón, Madrid y Murcia, decidió abrir una clínica en Almería al observar el alto número de parejas de esta provincia que se desplazaban a otros centros, como el de Murcia, para tratar de poner solución a sus problemas para procrear. Aunque no existe un porcentaje concreto, tanto José Remohí, como Manuel Muñoz, el médico responsable del centro de Almería, aseguraron ayer que la tasa de infertilidad de la provincia está por encima de la media nacional, que está establecida en un 15% (600.000 personas y 4.000 en Andalucía).

Particularidad

Además de superar la media nacional, Almería presenta otra particularidad en cuanto a los casos de infertilidad que afectan a los varones. Al tratarse de una zona de gran concentración de agricultura intensiva, se aprecia un mayor número de casos en los que el uso continuado de pesticidas ha tenido una influencia directa en la capacidad reproductora de algunos hombres.

En los tres meses que lleva funcionando el porcentaje de éxito del IVI de Almería oscila entre el 23% con la técnica de inseminación artificial, considerada la más sencilla y barata (cuesta entre 60.000 y 70.000 pesetas), y el 75% en los ciclos realizados con donación de ovocitos, una técnica más novedosa en la que el IVI tiene gran experiencia.

La clínica abierta en Almería cuenta con laboratorio de embriología, banco de semen, laboratorio de hormonas, sala de tratamientos de reproducción asistida, de recuperación y de extracción sanguínea.

José Remohí reconoció ayer que el cambio en los esquemas tradicionales de pareja, en especial la tendencia actual de las mujeres a retrasar la edad de la maternidad, se ha dejado sentir en los últimos años. "Actualmente recibimos muchas más consultas de mujeres mayores de 40 años que de mujeres que estén por debajo de los 30", afirmó.

El centro de Almería contará con las últimas técnicas de tratamiento de infertilidad. "Podremos practicar, por ejemplo, biopsia de embriones, lo que permite que, antes de colocarles esos embriones a las madres, podemos sacar una célula para analizar genéticamente si se presentarán o no malformaciones. Se trata de una técnica que hasta ahora sólo se realizaba en Valencia y en Barcelona", explicó el doctor Manuel Muñoz.

Entre los objetivos del IVI, institución que logró en 1993 el primer embarazo de España y segundo del mundo de una mujer cuyo marido se había sometido a una operación de vasectomía, se encuentra eliminar el riesgo de embarazos de más de dos embriones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000