Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFORMÁTICA"LA COMPETENCIA DESLEAL ARRUINA NUESTROS NEGOCIOS", DICEN

Comerciantes de Torrevieja, Oliva, Gandia y Altea se suman a la denuncia contra Infoville

Los comercios de informática de Villena no denunciarán en solitario al Consell por competencia desleal. Empresarios del sector de Torrevieja, Altea, Gandia y Oliva, municipios en los que la Oficina Valenciana para la Sociedad de la Información (OVSI) ha implantado el Proyecto Infoville, afirmaron ayer que comparten la acusación, y anunciaron que sus abogados suscribirán la denuncia. La subvención concedida a particulares para la compra de equipos informáticos de una determinada marca a precio de coste "destroza nuestros negocios", afirman.

La denuncia por competencia desleal que tramita la asociación de pequeños y medianos comerciantes de Villena y comarca contra el Consell, IBM y la OVSI, encargadas de la implantación del Proyecto Infoville, desencadenó ayer una reacción en cadena. Propietarios de comercios de informática de Altea, Torrevieja, Gandia y Oliva reaccionaron con rapidez y se sumaron a la acusación por considerar que la iniciativa de subvencionar a particulares la compra de equipos informáticos, de la marca IBM a precio muy por debajo del mercado, ha lesionado "gravemente" sus intereses, hasta el punto de poner en peligro la continuidad de sus negocios. Los comerciantes de Villena aseguraron que una denuncia conjunta "aumentará nuestra fuerza" para conseguir que el Ministerio de Economía y el Tribunal de la Competencia paralicen el proyecto de aldea global del Consell y sancionen a sus promotores por la forma en que se ha materializado."Atacan a nuestros negocios delante de nuestras narices, y no hacen caso de las quejas". Steve Muller, propietario de Prysma, llamó ayer mismo a su abogado y contactó con las otras dos tiendas de informática que funcionan en Altea. "Es imposible competir con los precios que oferta Infoville, y nuestra economía se resiente. Claro que suscribimos la denuncia".

Desde Torrevieja se mantiene idéntica opinión. José Manuel, de Apligest, anunció una reunión de todos los comercios de la localidad para sumarse a la denuncia de Villena. "Si la Generalitat quiere vender equipos, que se de de alta como empresa y pague los mismos impuestos que yo", dijo.

En todos los casos se destaca el perjuicio económico causado con las subvenciones oficiales, consecuencia de una caida en las ventas. "Este año yo he vendido sólo 14 equipos, y todos fuera de Villena", aseguró el propietario de Ofiplus.

En Gandía también notan el que han bautizado como efecto Infoville. "Se han reducido las ventas más de un 60%", resaltó Ricardo Torres, de Main Informática. Los comercios de Oliva insisten: "La competencia desleal se evitaría canalizando las ventas se canalizaran a través del comercio local", señalaron los responsables de Cisterpe.

Infoville ha vendido miles de ordenadores IBM a través de la distribuidora Cesser, y con mediación de los ayuntamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000