Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Goitia gana el Premio Iberoamericano Lázaro Carreter

Fernando Goitia Iriondo, de 29 años, periodista de Bilbao, ganó ayer el I Premio Iberoamericano de Periodismo Fernando Lázaro Carreter por el reportaje Mil kilómetros siguiendo la estela del Mitch, publicado en EL PAÍS el 24 de noviembre de 1998. Este galardón, creado por el Grupo Editorial Bertelsmann, nace con el fin de promover el correcto uso del idioma español en la prensa y está dotado con un millón de pesetas.Goitia Iriondo, que cursó en 1996 el Master de Periodismo de EL PAÍS, ha vivido tres años en Nicaragua, donde trabajó en el diario La tribuna. El domingo pasado viajó a Lanzarote de vacaciones y su próximo destino laboral será Brasil, desde donde escribirá para medios en español. Ayer recibió el premio con sorpresa: "Lo tenía absolutamente olvidado". Pese a todo, recordó en seguida las penosas condiciones en las que viajó desde Nicaragua a Honduras en noviembre de 1998 para describir el mortífero paso del huracán Mitch por Centroamérica. Ensalzó también la correcta utilización del idioma en los medios. "Si escribimos mal, la gente va a aprender mal, porque los lectores creen todo lo que decimos".

El jurado otorgó dos accésit. El primero, al trabajo El astronauta más viejo del mundo ha vuelto a casa (sano y salvo), una crónica sobre el último viaje espacial del veterano astronauta John Glenn publicada por Boris Muñoz (de 29 años) en El Nacional de Caracas. El segundo, al trabajo Grandes valores del baile, firmado por Héctor Gabriel Plaza (de 28 años) en La Nación de Buenos Aires, en el que se desgranan las causas del furor por el tango. Cada uno está dotado con 250.000 pesetas.

El presidente del Grupo Editorail Bertelsmann, Manfred Grebe, garantizó la continuidad de estos galardones ante "la calidad" de los trabajos. Se presentaron más de trescientas obras, de las cuales fueron admitidas 252. "Hay una cantera de jóvenes periodistas con un gran amor por el idioma", dijo Grebe.

Los galardones fueron dados a conocer por el periodista y académico Juan Luis Cebrián, presidente del jurado, quien subrayó "la amplia mayoría" obtenida por el reportaje premiado y "el consenso" respecto a la calidad de los textos, tanto en sus aspectos lingüísticos como en los estrictamente profesionales. Cebrián recalcó que los trabajos se votaron sin conocer los nombres de los autores ni los medios en los que se difundieron.

El idioma y los periodistas

Este premio tiene como claro referente El dardo en la palabra, del académico Fernando Lázaro Carreter, que intervino como presidente de honor del jurado. Al término de las deliberaciones, resaltó la labor de los periodistas como garantes del lenguaje. "El idioma", dijo, "está hoy en poder de los periodistas más que en la escuela o en la academia".

El jurado estuvo compuesto por José Antonio Álvarez Gundín, Juan Cantavella, Alberto Gómez Font, Leonardo Gómez Torrego, Clara Lázaro, Humberto López Morales, José Luis Martínez Albertos, José Antonio Millán, Llàtzer Moix, Fernando Rodríguez Lafuente, María Victoria Romero Gualda, Gregorio Salvador, Ángel Vivas y Manfred Grebe (éste último sin voto).

En el ámbito del español, el grupo Bertelsmann está integrado por las editoriales Círculo de Lectores, Plaza & Janés, Debate, Lumen y Sudamericana. Grebe anunció un próximo torneo sobre sintaxis y lexicología del idioma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2000