Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un teatro para el tercer milenio

La rehabilitación integral del donostiarra teatro Victoria Eugenia es el proyecto estrella de la legislatura en curso del Ayuntamiento de San Sebastián. A punto de cumplir 90 años -fue inaugurado el 30 de julio de 1912 tras dos años de obras-, este edificio de estilo neorrenacentista español, con una fachada principal orientada al mar y adornada con bustos tallados en medallones y cuatro grupos escultóricos (tragedia, música, danza y comedia) en torno al escudo de la ciudad, será vaciado por dentro para proporcionarle "unas instalaciones más modernas" y "adecuarlo a la normativa de espectáculos, sanidad, accesibilidad e incendios".El proyecto de ejecución, firmado por los arquitectos Joaquín Zubiria, Carlota Navarro y Gerhard Loch, ya ha sido entregado al Ayuntamiento, que tiene previsto iniciar las obras en junio de este año, aunque el concejal de Obras y Proyectos, Carlos Sancho, considera "precipitado" empezar los trabajos antes del verano. Para entonces, los actuales usuarios del edificio -Quincena Musical, Festival de Cine, Convention Bureau y Centro de Atracción y Turismo (CAT)- deberán abandonar sus actuales dependencias. El presupuesto de la obra es de 1.455 millones de pesetas (8,7 millones de euros).

MÁS INFORMACIÓN

La rehabilitación consistirá en la reforma completa de la sala de teatro y de los espacios adyacentes, así como de un repaso general de la estructura monumental mediante la reparación de la piedra degradada de las fachadas y la consolidación de los muros agrietados. Varios estudios encargados concluyen que la conservación externa es deficiente, la cimentación presenta patologías y el equipamiento escénico posee muchas carencias.

La propuesta de intervención está fundamentada en "potenciar las cualidades arquitectónicas del edificio" con el fin de aprovechar al máximo su "funcionalidad como teatro clásico", aunque se mantendrán, en los laterales, unas salas interiores que servirá de sede al Festival de Cine y al CAT.

Los responsables del proyecto proponen una transformación completa de la entrada al teatro, que hoy se realiza a través de una gran escalinata por la fachada que está asomada al río Urumea, y por la que han caminado las grandes estrellas del cine que vinieron al certamen donostiarra. En su lugar se proyecta crear un "gran foyer como espacio principal de relación social" situado nada más traspasar la entrada principal.

El proyecto defiende que la escalinata "no se corresponde con el actual concepto de una sociedad más igualitaria", pues está concebida por una mentalidad clasista. Además, ésta sólo proporciona acceso a los palcos (el 13% de las localidades), mientars que el 85% del aforo restante tiene "obstaculizada su entrada al patio de butacas" porque tiene que hacerlo "de costadillo" para sortear la escalera. Los arquitectos sostienen que sólo tiene "valor arquitectónico-sentimental", sin constituir "una pieza única" en sí misma.

El vestíbulo (hall-foyer dice la memoria del proyecto) propuesto es un gran espacio con ramificaciones a todas las salas y plantas del teatro. El hueco que ocupa la escalinata se transforma en una gran apertura elíptica que crea una zona visual perceptible desde el momento en que se entra al teatro. Los arquitectos aportan diez razones para defender la sustitución de la escalinata por el foyer.

El Victoria Eugenia, que ha conocido varias remodelaciones parciales -la primera en 1922 para cambiar el color verde de los cortinajes, pinturas y tapicerías por el rojo actual-, tendrá unos acabados interiores y exteriores nuevos, incluida la decoración de las puertas de los palcos y aseos o la recuperación del anagrama original del teatro.

Según la distribución actual de espacios, el teatro tiene "perdidos" 1.879 metros cuadrados (el 25%) por la "invasión" de organismos municipales. Con la reforma, la superficie del edificio ganará 1.693 metros cuadrados (9.171 en total) y los usos polivalentes (Festival de Cine, CAT y Patronato de Cultura) ocuparán 1.757 metros cuadrados. El Convention Bureau y la Quincena Musical tendrán otra ubicación fuera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2000

Más información

  • El Victoria Eugenia donostiarra sustituirá la escalinata actual por un suntuoso vestíbulo