Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

363 butacas menos

El patio de butacas del Victoria Eugenia, de tipo de herradura, hoy "obsoleto e inutilizable", ganará en visibilidad y comodidad cuando se amplíe la separación entre filas y se mejore la orientación de las localidades. El aforo total, incluidos los 19 palcos, la planta balcón y el anfiteatro, se reducirá de las 1.279 plazas actuales a las 916 que recoge el proyecto. En su origen tuvo 1.103 asientos, aunque según otras versiones se construyó con 1.486. Bajo el patio de butacas se obtendrá un espacio para usos múltiples que elimina el déficit de espacios que padece el edificio.El escenario aumentará su profundidad en una anchura de 10 metros y hasta 8,7 metros de altura, equivalente a tres plantas del edificio, lo que amplía la gama de representaciones escénicas. Será completamente horizontal y no inclinado como ahora. Mediante una rebaja de seis metros bajo el escenario, que habilita un espacio para almacén y camerinos, se amplía la superficie del foso de orquesta, que estará soportado por una plataforma elevadora que permitirá modificar la posición de escena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de enero de 2000