Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España prohíbe chupetes, tetinas y mordedores de PVC blando

España, en aplicación de lo decidido el pasado día 7 de diciembre por la Comisión Europea, ha prohibido la comercialización de chupetes, tetinas y mordedores fabricados total o parcialmente con PVC blando, con un contenido superior al 0,1% en peso de determinadas sustancias (ftalatos). El Instituto Nacional de Consumo, del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha decidido suspender la comercialización y retirar del mercado estos artículos.Las sustancias cuyo contenido se limita y que son utilizadas para ablandar el PVC son los ftalatos conocidos por las siglas DINP, DEHP, DBP, DIDP, DONP y BBP. Esta medida ahora tomada por las autoridades españolas refuerza las que ya se habían adoptado en nuestro país en septiembre de 1998, por las que se establecieron restricciones en la comercialización de estos productos retirando varios modelos de mordedores.

Los fabricantes de todo este tipo de artículos de juego o puericultura deberán cambiar este material por otro tipo de plástico, ya que los ftalatos plantean graves riesgos para la salud, según indicó la Comisión Europea, que se traducen en problemas hepáticos, renales y testiculares.

Los principales fabricantes de juguetes y distribuidores de Europa (Artsana, a quien pertenece Chicco, así como Mattel y Prenatal, entre otros) ya decidieron a finales del año pasado dejar de fabricar sus productos para menores de tres años con PVC blando y sustituirlos por otro tipo de plástico.

Los estadounidenses también empezaron a sustituir el PVC de tetinas o sonajeros el año pasado, después de que la organización gubernamental Consumer Product Safety Commision dictaminase la toxicidad del ftalato DINP.

Ocho países de la UE ya habían tomado medidas sobre los artículos de puericulturra después de las recomendaciones de julio de 1998. Francia, Alemania, Grecia e Italia se apresuraron a prohibir el uso de PVC en los juguetes. El dictámen de la Comisión Europea obliga ahora a tomar la misma medida a los demás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 1999