Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan XXIII y Pío IX serán beatificados conjuntamente

Todo está decidido ya para celebrar en el 2000, año del gran Jubileo de la Iglesia católica, dos beatificaciones de excepción: las de los papas Juan XXIII y Pío IX. Karol Wojtyla promulgará los respectivos decretos que reconocen las virtudes cristianas de ambos pontífices el 20 de diciembre, y la ceremonia conjunta de beatificación se celebrará el 3 de septiembre del año 2000.La causa de Pío XII -una de las más polémicas debido a la oposición, no explícita, que ha suscitado en Israel- ha quedado pospuesta. La beatificación de Pío IX, último Pontífice soberano de los Estados Pontificios que hubo de rendirse a la realidad de la Italia unificada en 1870, ha sido acogida también con poco entusiasmo por sectores judíos, que lo han considerado siempre un Papa antisemita.

La fecha concreta de ambas beatificaciones fue publicada ayer por la revista católica Familia Cristiana, que se adelanta así al anuncio oficial del Vaticano. Hasta ahora se conocía, por una reciente filtración a la prensa, la conclusión del proceso de la causa de Juan XXIII, promotor del Concilio Vaticano II, pero se ignoraba la situación de la relativa a Pío IX.

Pío XII, aplazado

De hecho, estaba previsto que a Juan XXIII le acompañara a los altares Pío XII. Pero todo apunta a que el Vaticano prefiere una fecha menos notoria que el Jubileo para elevarle a los altares, aunque oficialmente no se ha admitido nunca este extremo. Por contra, hace un par de meses, con motivo de la presentación de un libro que defiende la actitud de Pío XII ante el Holocausto, el Vaticano desmintió que estuviera bloqueado su proceso.

Contra el último papa rey, como se conoce a Pío IX, se manfiesta la revista judía Shalom, que le acusa de antisemitismo por un episodio histórico: el rapto por la guardia papal de un niño judío bautizado a escondidas por una criada y recluido en el Vaticano con otros niños judíos bautizados. A mediados del siglo pasado, la historia del niño Edgardo Mortara se convirtió en un caso internacional en el que intervinieron desde Napoleón III hasta el emperador austriaco Francisco José. Mortara fue sacerdote y murió en 1940.

Pero, según el escritor católico vinculado al Opus Vittorio Messori, el verdadero obstáculo para la beatificación de Pío IX ha sido "el lobby vaticano". Pío IX tuvo en los primeros años de su pontificado una actitud liberal en el terreno político; pero la unificación de Italia y la supresión de los Estados Pontificios marcarían después un endurecimiento de su actitud, hasta el punto de que condenó el liberalismo y la democracia, excomulgó al rey Víctor Manuel II, primer soberano de la Italia unida, y a punto estuvo de extender la condena a toda la dinastía Saboya. Su actitud contra el Rissorgimento italiano le valió una oposición durísima en la curia tras su muerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999