Las empresas afectadas por el amarre de la flota quedarán exentas del IAE

El alcalde de Algeciras, el andalucista Patricio González, anunció ayer que va a trasladar una propuesta al pleno de la Corporación municipal para que las 300 empresas no extractivas del sector pesquero que se ven afectadas por el amarre de la flota, al haber concluido el acuerdo de pesca que mantenían la Unión Europea y Marruecos, no paguen el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) durante el tiempo que duren las negociaciones de renovación, que se inician el próximo día 20 en Rabat.Este impuesto, según fuentes del sector, no es el mismo para todas las firmas, ya que depende del tipo de empresa o de la situación de ésta dentro del término municipal. González manifestó que "de lo que se trata es de ofrecer una pequeña ayuda a este sector que, al igual que ocurriese durante la negociación del año 1995, se ve al margen de las ayudas económicas concedidas por la Administración central".

La propuesta realizada por el primer munícipe algecireño se basa en que "durante el periodo de inactividad mercantil se produce la pérdida de condición de sujeto pasivo del impuesto y, por tanto, durante el periodo de inactividad quiebra el supuesto básico de la obligación tributaria, ya que la capacidad económica del contribuyente es prácticamente nula".

El Gobierno central aún no se ha pronunciado en torno a la posibilidad de que estas empresas queden al margen de cualquier tipo de ayuda económica, pero, además de la decisión del Ayuntamiento, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras también analizó en su último consejo de administración la posibilidad de que este sector pueda verse beneficiado no pagando los cánones que deben abonar por la ocupación de locales, además de solicitar la suspensión de las cotizaciones a la Seguridad Social o permitir la suspensión temporal de contratos de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de diciembre de 1999.