Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos católicos de EEUU imponen un mayor control a sus 235 universidades

Las 235 universidades católicas de EEUU deberán incluir en su consejo de gobierno una mayoría de vocales católicos que promoverán "las implicaciones prácticas de la identidad católica de la universidad". Los obispos, reunidos en Washington, votaron mayoritariamente a favor de la imposición de un mayor control religioso en cumplimiento de las recomendaciones del Vaticano en ese sentido. Aunque la normativa sólo afecta a la composición de los órganos de gobierno de cada universidad y a la selección de profesores de teología, la mayoría de los centros han mostrado su oposición por sus repercusiones académicas. Los presidentes de muchas universidades católicas han calificado la iniciativa como "profundamente perjudicial". Algunos de los centros católicos con mayor prestigio, como la Universidad de Georgetown en la capital del país, aseguran que la decisión supone "una amenaza evidente a la libertad académica". En 1990, el papa Juan Pablo II publicó las pautas de conducta que espera la Iglesia católica en sus centros educativos de mayor grado. Los obispos de EEUU propusieron en 1996 unos cambios que recogieran esas indicaciones, pero el Vaticano rechazó la propuesta por ser poco rigurosa. Ahora, por el voto de 223 obispos frente a 31 en contra, se aplicarán al pie de la letra escrita por el Papa.

Los obispos tienen garantizada de esta forma la potestad sobre la selección de cualquier profesor de teología en sus universidades. Además, si sus enseñanzas contravienen lo que los obispos consideran oportuno, pueden marginar a los profesores. La norma exige textualmente que los profesores "enseñen auténtica doctrina católica y se abstengan de incluir como tal cualquier cosa contraria al magisterio de la Iglesia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999