Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una residencia de ancianos con orden de cierre desde inicios de año sigue abierta en Formentera de Segura

A menos de un kilómetro de la residencia de la tercera edad Levante, donde murieron 25 ancianos en sus 16 meses de funcionamiento, existe otra que comparte su situación al margen de la ley. El asilo privado Mediterráneo, que también se encuentra en Formentera de Segura (Alicante), mantiene sus puertas abiertas ignorando el expediente de cierre que pesa sobre él, como ya hizo el anterior.Ayer precisamente, la consejera de Bienestar Social, la popular Carmen Mas, compareció en el pleno de las Cortes Valencianas para explicar el asunto. Mas anunció una serie de medidas destinadas a mejorar la calidad de los servicios que la Generalitat ofrece a las personas de la tercera edad y, en concreto, un incremento del cuerpo de inspectores. La oposición acusó al Consell de permitir que residencias ilegales sigan funcionando, de "precarizar" con su política el sector de las residencias de ancianos y de estar ejecutando "un plan de voladura del sistema público de atención a la tercera edad".

La Consejería de Bienestar Social ignora y mantiene sin ejecutar el expediente dictado a principios de año contra la residencia Mediterráneo. De igual forma, el asilo Levante estuvo funcionando siete meses con una orden de cierre hasta que, a requerimiento de los trabajadores sociales del Ayuntamiento, acudieron inspectores de la consejería que finalmente ejecutaron la clausura del centro por el "alto riego" para la salud de los residentes. Las similitudes entre los dos centros no se limitan a los expedientes de cierre. Comparten también la falta de autorización de la consejería para acoger a jubilados. Bienestar Social emitió la orden de cierre del asilo Mediterráneo, situado en una planta baja del casco urbano del pueblo, al no ajustarse a las condiciones arquitectónicas que exige la ley de Servicios Sociales para albergar a estas instalaciones.

PASA A LA PÁGINA 5

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de noviembre de 1999