Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP retira su propuesta de reducir a 60 días el plazo de pago de las grandes superficies a sus proveedores

El PP eliminó ayer la enmienda que había incluido en la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos del 2000, según la cual las grandes superficies tendrían que pagar a los proveedores de productos no perecederos en un plazo de 60 días. La decisión vapulea a los proveedores, que exigían este plazo, frente a los 120 días que las grandes superficies utilizan actualmente y que tenían el apoyo inicial del Gobierno tras la tensión que creó la fusión de Pryca y Continente.Una enmienda transaccional debatida ayer en la Comisión de Economía del Congreso propuesta por el PP, y a la que se sumaron sus socios parlamentarios (CiU, PNV y CC), dio al traste con una de las más antiguas y defendidas reivindicaciones de varios sectores de productos no perecederos: que las grandes superficies paguen a los proveedores a 60 días. Actualmente el plazo medio de pagos se sitúa en los 120. El plazo de pago para los productos frescos o perecederos se ha dejado en los 30 días. La retirada de la enmienda fue criticada por PSOE e IU.

Ana Leiva, diputada del PSOE y ponente del partido en esta ponencia, señaló ayer que han surtido efecto las presiones de las grandes superficies, que "seguirán imponiendo sus criterios de plazo de pago con el beneplácito de un Gobierno, para acallar la inquietud social que se generó con la fusión de Pryca y Continente, y para luego dejarlo en el camino".

Ana Leyva también destacó que CiU había coincidido con el planteamiento del PSOE y de Izquierda Unida y que en el trancurso de la sesión cambió de opinión.

No es la primera vez que ocurre esto. El pasado mes de octubre, el ponente en la Ley de Defensa de la Competencia, Ignasi Guardans, tras defender una tesis a lo largo de la tarde cambió de opinión a instancias del presidente del grupo.

Ana Leyva considera un contrasentido que Pryca y Continente paguen a 60 días en Francia y puedan seguir pagando a un mayor plazo en España.

La patronal de alimentación y bebidas (FIAB), por su parte, mostró ayer su indignación por este cambio de actitud del Partido Popular en el trámite parlamentario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de noviembre de 1999