Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grupos judíos acusan a la compañía Ford de prácticas esclavistas durante el nazismo

Washington

Varios grupos judíos y en favor de los derechos humanos criticaron ayer con anuncios publicitarios en la prensa de Nueva York a la corporación Ford por su comportamiento durante la II Guerra Mundial. El anuncio, publicado por el diario The New York Times, recuerda que durante la contienda el fabricante de automóviles utilizó trabajadores esclavos en la Alemania nazi y resalta que debe reconocer su error y compensar a las víctimas.El anuncio que publica hoy el diario neoyorquino, patrocinado por B"nai B"rith International, el Congreso Americano Judío y la Federación de Polaco-norteamericanos, entre otros colectivos, explica que Ford utilizó trabajadores forzosos en sus fábricas alemanas. Califica, asimismo, a su presidente, Henry Ford como "simpatizante nazi", e incluso asegura que era admirador de Hitler, el cual le concedió "la Gran Cruz de la orden alemana del águila" por los automóviles que le regaló desinteresadamente.

En un comunicado de prensa hecho público en Dearborn (Michigan), la firma automovilística estadounidense, la segunda más grande del mundo, aseguró que durante la guerra el Gobierno nazi consideró la planta de Ford de Colonia como "propiedad enemiga" y colocó la instalación bajo administración del Gobierno. "Ford perdió todo control sobre lo que ocurría en esa fábrica durante la guerra", asegura el comunicado de la compañía estadounidense, que añade que, en cualquier caso, está realizando una investigación interna sobre esos años y pronto hará públicas sus conclusiones.

La campaña de los grupos judíos, que también se ha realizado contra otras grandes empresas, como la farmacéutica Bayer y el fabricante de automóviles Daimler-Benz, y en la que los denunciantes se han gastado 250.000 dólares, coincide con las conversaciones que se mantienen en Washington entre representantes de las víctimas del nazismo y las empresas que fueron acusadas de realizar prácticas esclavistas durante la Segunda Guerra Mundial (SGM). Hasta ahora, un total de 35 compañías, en su mayoría alemanas, incluidas las citadas Bayer y Daimler-Benz, han acordado contribuir a un fondo de compensación para las víctimas del Holocausto, o sus familiares, y para aquellas personas que fueron forzadas por los nazis a trabajar.

Contribución al fondo

El Gobierno alemán y estas empresas parecen inclinadas a contribuir a este fondo con 3.300 millones de dólares, muy por debajo de los 20.000 millones que reclaman los representantes de las víctimas del Holocausto o sus descendientes.Los supervivientes de los campos nazis de trabajo forzado y sus representantes expresaron ayer su esperanza de que sea posible llegar a un acuerdo sobre las indemnizaciones que les tienen que pagar el Gobierno y las empresas alemanas involucradas. El director ejecutivo del Congreso Mundial Judío (CMJ), Elan Steinberg, manifestó su optimismo al inicio de la conferencia, con la que continúan las negociaciones iniciadas el pasado mes de agosto en Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de octubre de 1999

Más información

  • Campaña en la prensa norteamericana