Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se compromete a no abusar de la ley de Acompañamiento ante las críticas

La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos del año 2000, aprobada ayer por el Consejo de Ministros, no será utilizada para realizar reformas de calado, salvo las ya incluidas. A ello se comprometió ayer el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, que dijo atender así a una de las recomendaciones del Consejo Económico y Social (CES).Según el portavoz socialista de Economía, Juan Manuel Eguiagaray, este año son 32 el número de normas legales que modifica esa Ley. El Gobierno, dijo Eguiagaray, "ha aprovechado la Ley de Acompañamiento para lo que no es razonable y no tiene autorización: modificar todo el marco jurídico del país". Sobre las medidas contra la inflación lamentó que "haya que hacer tanto paquete de medidas para tan mal resultado".

El pasado año, durante el trámite en el Senado se modificaron otras 25 leyes, entre ellas, la que estableció la compensación a las eléctricas por valor de un billón de pesetas y la que permitió la creación de fundaciones para la gestión de los hospitales públicos. La aprobada ayer por el Gobierno incluye ya reformas importantes. Entre ellas, la que afecta a la LOGSE, a la Ley del Medicamento, a la de televisiones privadas, a la asunción por el Gobierno central de competencias urbanísticas en Ceuta y Melilla y la que traslada a las comunidades autónomas las responsabilidades por multas de la UE.

Trámite separado

Nueva Izquierda ha pedido en el Congreso que esta Ley de Acompañamiento se tramite de forma separada a los Presupuestos, de forma que no se produzca "limitación alguna de las facultades de examen y enmienda de los diputados y grupos parlamentarios o de los plazos reglamentarios previstos".En cuanto al traspaso a las comunidades de las responsabilidades por multas de la UE, Rato descartó que la medida estuviera relacionada con el caso del fraude por las ayudas del lino. Se trata, dijo, de que "un Estado descentralizado debe suponer también que los incumplientos tienen consecuencias".

La ley aprobada ayer regula, por otra parte, los nuevos incentivos fiscales a la inversión en innovación tecnológica, que pueden llegar al 50% de los gastos efectuados. Se aclara el tratamiento fiscal de los denominados unit linked (contratos de seguros vinculados a un fondo de inversión) y se amplía el plazo de concesión para el mantenimiento de autovías. Para los contratos a tiempo parcial de los trabajadores fijos discontinuos se podrán fijar límites de jornada superiores al general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 1999