Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PESCAYA HAY MÁS DE 50 INSCRITOS

Los pescadores de El Palmar aceptan la oferta de Barberá para faenar

Tras cinco años de pleitos y hostilidades mutuas, las mujeres que reivindicaban su derecho a faenar y los socios de la Comunidad de Pescadores de El Palmar tendrán que echar las redes juntos este otoño en L"Albufera. Porque los miembros de la comunidad han aceptado la oferta de la alcaldesa de Valencia y han decidido inscribirse para poder practicar la pesca ambulante en el lago a partir del lunes.

La junta extraordinaria de capítulos de la comunidad, celebrada el miércoles por la noche, se prolongó durante más de tres horas. Algunos de los 140 asistentes se opusieron a aceptar la oferta de Barberá (un segundo plazo para optar a la pesca ambulante). Argumentaron que era mejor quedarse sin pescar a dar su brazo a torcer. Pero al final se impuso la decisión de la mayoría, consciente de que si la próxima semana echaban las redes sin estar inscritos se expondrían a una sanción y que algunos socios de la comunidad apenas se ganan la vida de octubre a abril con lo que pescan. Por eso, la comunidad acordó "recomendar" a sus socios que se inscriban ante la "modificación significativa" de la posición del Ayuntamiento, que "permite por primera vez abrir una puerta al diálogo". Eso sí, advierte que no renuncia a las acciones legales emprendidas, que no necesita ninguna autorización administrativa para faenar porque son titulares "desde tiempo inmemorial" del derecho de pesca y reitera que esta resolución municipal es "ilegal y nula de pleno derecho". Para que quedaran claros estos matices rechazaron los formularios de inscripción preparados por el Ayuntamiento y se confeccionaron los suyos. Primeras inscripciones En la alcaldía pedánea de El Palmar se contabilizaron ayer más de 50 incripciones de socios de la comunidad. Y otra cantidad similar de solicitudes que se cuñarán hoy porque "llegaron cuando el registro ya estaba cerrado", según el alcalde pedáneo, Vicent Dasí. La comunidad calcula que hoy a mediodía, cuando expire el plazo, se habrán apuntado más de 200 pescadores. Aunque los partidarios de las mujeres y los de la comunidad compartirán el lago, la enemistad entre ambos no ha menguado. La portavoz de las mujeres, Carmen Serrano, está "indignada" porque los pescadores podrán pescar a pesar de que les han "prohibido" a ellas ingresar en la comunidad y no les prestan redes ni barcas. Pese a todo, confía en que no se produzcan incidentes "si cada uno echa la red donde le toca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1999