Las tres casillas

"Aquí no hay privilegios", dijo Javier Arenas el 24 de julio de 1996, cuando era ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. El actual secretario general del PP se empleó a fondo aquel día para despejar dos sospechas que pesaban sobre el reparto de la recaudación fiscal de aquel año entre la Iglesia y las ONG, que acababa de hacer público el ya ex ministro.Los obispos no habían logrado doblegar al Gobierno socialista en ese punto y Arenas quiso dejar claros sus criterios. Uno: que la Iglesia no iba a lograr ahora su aspiración de eliminar de la declaración de la renta la casilla "a otros fines sociales". Dos: que no se iba a modificar el esquema legal del 0,5239%, el porcentaje del IRPF que desde 1987, por iniciativa de los socialistas, se destinaba a esos fines mediante tres casillas o tres cruces: para la Iglesia, para "otros fines sociales", o para ninguna de las dos.

Más información

La Conferencia Episcopal no ha logrado retirar de la declaración la casilla "a otros fines sociales", como reclamaba desde siempre, pero al menos arranca del Gobierno de Aznar que la cruz no sea excluyente, es decir, que un contribuyente católico pueda asignar, del 0,52% de su IRPF, una parte a la Iglesia y otra parte a "otros fines sociales". Además, la Iglesia logra la desaparición de la tercera casilla, que marginaba a las dos primeras y que en el primer ejercicio en que se aplicó el sistema acaparó al 53% de los contribuyentes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción