Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Doce de Octubre pone en manos privadas un millón de historias clínicas

Más de 1,3 millones de historias clínicas del hospital Doce de Octubre pasarán a manos privadas. El centro (con 1.400 camas y que atiende un área de 700.000 habitantes) ha sacado a concurso la gestión del servicio de archivo del hospital. Este departamento almacena las fichas que recogen los datos íntimos de todos los pacientes atendidos desde la apertura del centro, en octubre de 1973. Los sindicatos UGT, CCOO, SATSE, USO, SAE y SUSH se han opuesto a esta medida por "el peligro que supone dejar a una empresa privada información confidencial sobre la salud de los ciudadanos".El concurso se publicó el 5 de agosto en el Boletín Oficial del Estado. La fecha para la presentación de solicitudes acaba el 8 de septiembre y las plicas se abrirán el 29 de dicho mes. El presupuesto asciende a 255 millones de pesetas. La gestión del archivo durará tres años. Tras ese tiempo, las historias volverán posiblemente al hospital, ya que, según el subdirector médico del Doce de Octubre, Alfredo Romero, el Insalud prevé que para entonces se haya finalizado la ampliación del hospital (un gran pabellón de 24.000 metros cuadrados para 160 consultas y que costará unos 4.000 millones de pesetas) y se tenga sitio para reubicar el archivo.

Las tareas del adjudicatario serán múltiples y revelan un manejo absoluto de los datos confidenciales. En primer lugar, cumplirá con la función básica de archivero. Así tendrá que almacenar en un depósito externo al hospital las denominadas historias pasivas, es decir, aquellas que pertenecen a pacientes que no han acudido a consulta o a urgencias en al menos un año. A este apartado corresponden, según los sindicatos, un millón de historiales.

Otras tareas serán unificar en una sola carpeta las historias duplicadas y actualizar las 300.000 fichas de los llamados pacientes activos -enfermos que han recibido asistencia médica en el último año-. En este caso será función de la adjudicataria renovar los sobres de las historias médicas y su forma de archivo. La reorganización consistirá en agruparlas en función de sus tres últimos dígitos (todas las que acaban en las mismas tres cifras irán juntas).

"En los grandes hospitales del Insalud, unos diez, se ha optado por la gestión de una empresa privada. Los que no la tengan, lo acometerán en breve. También lo han hecho los bancos", señaló una portavoz del Insalud. El subdirector médico del Doce de Octubre justificó así la medida: "El hospital se ha visto obligado a buscar ayuda para organizar el archivo porque ha aumentado su número de pacientes y ya no da abasto. Se abrió hace más de 25 años como un centro pequeño para atender los barrios de los alrededores y al final se ha convertido en un hospital de referencia de toda España. No es una privatización y los datos confidenciales no corren peligro".

PASA A LA PÁGINA 3

Almacén en Barajas

Las historias contienen datos confidenciales sobre todos los pacientes hospitalizados

"Han sido capaces de desoír los propios estudios que hacen ellos y que en aquel entonces ya decían que se debería acometer la informatización de todos los datos para evitar el problema que tenemos ahora. Lo han dejado de la mano de Dios para que ahora parezca necesaria su privatización. Ninguna de las direcciones fue capaz de invertir para mejorarlo", criticó ayer José Antonio Valero. Alejandro Rodríguez, de Comisiones Obreras, apuntó a un posible problema en la privacidad de las historias. Según Rodríguez se corre el riesgo de que se filtren datos de particulares: "Nadie sabe qué trato le van a dar a las historias. Si, por ejemplo, viene una persona de renombre, se podría dar el caso de que se pasase toda su historia al mejor postor. En principio cabe esperar que no suceda así, pero nunca se sabe cómo va a actuar una empresa externa al hospital", señaló.El representante de CC OO también acusó a la gerencia del hospital de "dejar morir el archivo para justificar cualquier solución". "Se trata de material muy delicado, que se debe manejar con extremo cuidado por personal estatutario y siempre regido por una serie de restricciones. Ahora no sabemos si la empresa privada las cumplirá", reiteró Rodríguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de agosto de 1999

Más información