Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En manos privadas

En 1997, la objeción de conciencia del personal médico impidió que se realizaran abortos en los hospitales públicos de siete comunidades autónomas, según los datos del Ministerio de Sanidad. Las mujeres de Navarra, La Rioja , Castilla-La Mancha, Valencia, Murcia, Extremadura y Castilla-León tuvieron que desplazarse a otras comunidades o acudir a clínicas privadas para abortar. En La Rioja y Navarra nadie acudió ni siquiera a clínicas privadas.Hace dos años, la comunidad con más centros donde abortar era Cataluña, con 11 hospitales públicos y 17 privados. En Andalucía había 17 (15 de ellos privados) y en Madrid, 10, de los que sólo tres eran del Insalud, pero ninguno estaba en la capital.

Las clínicas privadas realizaron 48.249 de los 49.578 abortos legales en 1997, el 97,32% del total de las intervenciones. De los 115 centros donde se realizaron abortos ese año, sólo 36 eran públicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1999