Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
100 AÑOS DEL NACIMIENTO DE UN GENIO

Exposiciones, discos y ciclos evocan el mito en EE UU

Los Ángeles

Hollywood se une hoy a las celebraciones del centenario de Alfred Hitchcock. Un busto en bronce ha sido el primer homenaje. La escultura, que ahora preside la entrada de los estudios Universal de Los Ángeles (donde se mantiene la casa utilizada en el rodaje de Psicosis, así como el motel Bates), es sólo uno de los pasos para refrescar la memoria de las nuevas generaciones, no tan familiarizadas con la obra del autor de Los pájaros. Ciclos mostrando sus películas, conferencias estudiando su arte o exposiciones de sus trabajos de preproducción o de la correspondencia que mantenía con sus colaboradores son otros de los recordatorios que se sucederán. "Queremos asegurar que su legado siga siendo parte de la cultura popular de las próximas generaciones como lo ha sido hasta ahora", señaló el presidente de la sede de los estudios Universal en Los Ángeles, Bob Brisco. Entre estas iniciativas está la publicación de un álbum con la música de sus películas, así como la creación de una página en Internet dedicada al realizador y su obra (www. Hitchcock100.com).

Actrices

Actrices de sus películas, como Tippi Hedren y Janet Leigh, ambas protagonistas de filmes claves en la filmografía del director, como Marnie la ladrona y Psicosis, respectivamente, expresaron sus recuerdos del realizador durante la inauguración del busto: "Cuando comenzamos el rodaje de Los pájaros, estuvo claro que no podíamos utilizar pájaros mecánicos. Nunca he pasado tanto miedo. Todos acabamos con algún picotazo que otro", recordó Hedren, luciendo un broche de pájaros que le regaló Hitchcock cuando la contrató para trabajar en este filme. Leigh, que protagonizó la secuencia de la ducha de Psicosis, añadió: "Lo que recuerdo de Hitchcock es su sentido del humor. Cuando le nombraron caballero, le preguntaron por qué había tardado tanto la reina, y simplemente dijo: "Se le habrá olvidado". A pesar de que el cineasta es descrito en sus biografías como un director que odiaba a los actores, comparándoles con el ganado, a la hora de celebrar su centenario sólo hay palabras de halago.A estos piropos se unen ahora los de directores como Brian de Palma, Gus van Sant, Atom Egoyan o John Baldessari, que en diferentes conferencias, en Estados Unidos e Inglaterra, han expuesto la gran influencia que ha tenido este maestro en sus obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 1999