Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal rechaza indemnizar a los judíos por el saqueo del oro nazi

Las autoridades portuguesas recibieron durante la II Guerra Mundial 42.209 kilos de oro alemán "como contrapartida de un comercio legítimo (fundamentalmente la venta de volframio), conocido y aceptado por los aliados", según el informe hecho público ayer por la comisión investigadora lusa presidida por Mario Soares. El documento sostiene que las autoridades de Lisboa no tuvieron conocimiento de su procedencia hasta ser avisados por los aliados en 1944 y rechazan el pago de cualquier indemnización a las víctimas judías por los saqueos nazis.El informe, cuyas conclusiones fueron adelantadas por el diario Público, ha provocado duras críticas por parte de algunos historiadores portugueses y de representantes del Congreso Mundial Judío, quienes aseguran que la dictadura salazarista conocía perfectamente la procedencia del oro y critican el intento de "blanquear" las responsabilidades del citado régimen portugués.

Curiosamente, uno de los miembros de la comisión, el historiador Joaquim da Costa Leite, reconoció el pasado mes de febrero: "El Banco de Portugal sabía que los alemanes estaban robando oro de los bancos centrales de los países ocupados" y los aliados estaban informados de esa situación.

El Congreso Mundial Judío sostiene que las autoridades de Lisboa adquirieron cerca de 44toneladas de oro robadas por los nazis, incluyendo diversas partidas de Bélgica y Holanda. El director ejecutivo del citado organismo, Elan Steinberg, explica que las investigaciones realizadas en todo el mundo pretenden "restituir la verdad histórica y la fidelidad a la memoria, sin buscar una reparación material".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 1999