Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIN DE REINADO EN MARRUECOS

La prensa independiente ve con cautela un futuro de cambio

"En la redacción del semanario hay dos tendencias: los que creen que, con el nuevo rey, las cosas van a ir mejor y los que, como yo, opinan que hay que esperar". Quien se expresa así es Alí Lmerabet, redactor jefe de la revista Le Journal, una de las pocas publicaciones críticas que existen en Marruecos.Le Journal nació en noviembre de 1997, coincidiendo con la celebración de las elecciones generales más libres de Marruecos. Ahora se ha convertido en el semanario francófono con más difusión en Marruecos -vende unos 17.000 ejemplares-, y su equivalente en árabe, Assahifa, que salió a la calle casi un año más tarde, tiene una tirada de más de 40.000 ejemplares, la más alta del país. Ambos pertenecen a la misma empresa, Mediatrust. En un país pobre, con un 55% de analfabetismo, la lectura de periódicos es escasa.

"No se sabe lo que piensa Mohamed VI [el nuevo rey]", prosigue Lmerabet, de 39 años. "Su padre le ha preservado de aparecer demasiado en público. No ha dado, por ejemplo, ni una sola entrevista a la prensa. De ahí que prefiera esperar antes de emitir una opinión optimista. Hay que aguardar algunos meses antes de hacerlo".

Lo que sí tiene claro Lmerabet, junto con los demás redactores de Le Journal, es que con la entronización de Sidi Mohamed "va a ser barrido el actual Majzen", esa red de clientelismo en torno a palacio que ostenta buena parte del poder real. "Vendrá un nuevo Majzen, cuya composición no se conoce". Sus miembros serán, sin embargo, más jóvenes, estarán mejor formados. Por eso, algunos otros periodistas del semanario piensan que sólo pueden venir mejores tiempos. Incluso el propio Lmerabet cree que hay sobresaltos que no volverán a producirse. "Las tribus no se van a rebelar, el Ejército no va a intentar dar golpes de Estado como lo hizo en tiempos de Hassan II, y si surge una revuelta popular, no se va a sofocar con la represión".

Particular transición

Desde su trinchera de la prensa, el director de Le Journal, Abubakr Jamai, de 31 años, lleva casi dos años haciendo la transición a su manera. "En los últimos meses del hassanismo hemos intentado jugar un papel similar al que desempeñó Cambio 16 en España en la etapa final del franquismo", afirma Lmerabet, buen conocedor de la realidad española.Le Journal da un susto a los mandatarios cada vez que sale a la calle en Marruecos. Aborda temas como el asesinato del exiliado socalista Ben Barka en París en 1965, o publica entrevistas como la de la hija del célebre general Ukkir, que hasta hace poco hubiesen valido a sus autores un juicio sin garantías y una prolongada estancia en la cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de julio de 1999