Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIN DE REINADO EN MARRUECOS

Buteflika, estrella de la reunión

La imagen del presidente argelino Abdelaziz Buteflika codo con codo junto al nuevo rey Mohamed VI, caminando tras el féretro de Hassan II ha recorrido el mundo. Es más que un simbolo. Buteflika ha querido trasmitir que su viaje a Rabat -el primero de un jefe de Estado argelino desde hace diez años- expresa la voluntad de acercamiento entre los dos países."Hassan II estaba dispuesto a tener un encuentro con Buteflika", según palabras del presidente yemení Ali Abdalá Saleh, el último dirigente árabe que se entrevistó con el monarca, dos días antes de su muerte. El mandatario yemení, que conoce a Buteflika desde finales de los sesenta, precisó que éste estaba dispuesto a venir a Marruecos y entrevistarse con el rey "cerca de la frontera". Sin duda hacía alusión a la ciudad marroquí fronteriza de Uxda, en la que nació y estudió el dirigente argelino y en la que estaba instalado el cuartel general del Ejército de Liberación argelino, del que Buteflika formaba parte, con el consentimiento y la ayuda de la monarquía marroquí.

El rey Hassan había trasmitido a su interlocutor magrebí "su firme voluntad de edificar un Magreb árabe en el que reinen la unión y la cohesión", ante lo que Buteflika mostró "su entera disponibilidad". El presidente argelino mantuvo ayer además un encuentro con el primer ministro israelí, Ehud Barak, calificado por este último, en declaraciones a la television israelí, de "cordial" y que puede significar "un paso para crear un mayor diálogo y entendimiento" entre Israel y el mundo árabe. Abdelaziz Buteflika pidió a su interlocutor israelí que "responda positivamente a las peticiones árabes" como paso previo a cualquier establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

La manzana de la discordia entre Argelia y Marruecos, el conflicto del Sáhara Occidenta, no pudo obviarse ayer. El presidente argelino ya se ha declarado dispuesto a aceptar los resultados del referéndum previsto por Naciones Unidas para julio del año 2000 en la ex colonia española "cualesquiera sean éstos". Por otra parte, el rey Mohamed VI es buen conocedor del conflicto, asunto que su padre le confió hace ya años y que ha seguido de cerca.

La television marroquí, cuya señal ha sido retransmitida por todas las televisiones árabes y en especial por la argelina, ha destacado el papel de primer orden de Buteflika en Rabat y su despedida del nuevo rey con un abrazo y tres besos, que dejan la puerta abierta a una reconciliación entre los dos países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de julio de 1999