Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La población española se quedará por debajo de los 40 millones

España será el país más envejecido de la UE en el 2040, dice el INE

España ya no llegará a los 40 millones de habitantes. En el año 2009, si se mantiene el ritmo demográfico, la población española se acercará a los 39,9 millones, y a partir del 2010 empezará a descender. Son estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) que ayer presentó en Santander su presidenta, María Pilar Martín-Guzmán, quien añadió que la cifra de menores de 18 años está en retroceso desde 1996.

La baja tasa de natalidad lleva también a pensar que en el 2040 la población española será la de más edad de la UE. Martín-Guzmán presentó en el curso Las estadísticas regionales esos cálculos, y destacó la preocupación por la tasa española de natalidad, que es de 1,16 hijos por mujer, la más baja del mundo. Según los datos del INE, en 1970 el número medio de hijos por mujer era de 2,86."La tasa de reposición sería de 2,1. Aquí estamos por debajo de esta tasa desde 1981, así que la pirámide empieza a parecerse más a un hongo", explicó.

Esas proyecciones significan que en el 2005 habrá un 30% menos de menores de 18 años, mientras que los mayores de 65 años han pasado de 4,2 millones en 1980 a 6,6 millones en 1999. En Cantabria hay un 18% de mayores de esa edad, frente al 16,5% de la media nacional.

La fecundidad es baja, además, en Asturias, Galicia, País Vasco y Castilla y León, con menos de un hijo por mujer. Murcia y Baleares tienen la tasa más alta, 1,4 hijos por mujer. Esto, añadió, desde el punto de vista de las comunidades autónomas tienen un interés especial porque probablemente hará que en el futuro cambie la distribución regional.

La afluencia de inmigrantes es el factor que puede variar las estimaciones. "La inmigración registrada es de unas 35.000 personas por año, y el último dato de crecimiento vegetativo de este colectivo, es decir, la diferencia entre muertes y nacimientos, es de 4.000 personas. No son suficientes para equilibrar la tasa de reposición", explicó la presidenta del INE. El problema exige conocer los datos de inmigración ilegal, de la que ese organismo no tiene cifras.

La esperanza de vida de la mujer, que siempre ha superado a la del varón, ha ido aumentando la diferencia: en este siglo ha pasado de dos años de supervivencia a siete. A principios de siglo, los varones vivían una media de 33,9 años, y las mujeres, 35,7. Ahora los varones viven 74,3 años, y las mujeres, 81,6. Martín-Guzmán anunció que en 1999 se publicarán los resultados de una encuesta de fecundidad "hecha a mujeres por mujeres, al ser un tema delicado", cuyo último precedente data de hace 12 años.

La responsable del INE también explicó que está en preparación otra encuesta sobre estado general de salud, discapacidades y minusvalías que hace 14 años que no se realiza.

Otros proyectos de este organismo son la elaboración de un censo agrario en el que se recogerán datos de unos dos millones de explotaciones y la puesta en marcha, a partir del próximo enero, de una cesta dinámica que se adecue, a la hora de valorar los datos del IPC, al rápido cambio que ahora experimentan las pautas de consumo por la irrupción de las nuevas tecnologías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1999