Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'caso Leighton'

El juez Manuel García-Castellón envió dos comisiones rogatorias en 1997, una a Italia y otra a Estados Unidos. Solicitaba, entre otras cosas, datos sobre dos atentados cometidos fuera de Chile instigados por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), policía secreta chilena, para aniquilar opositores en el exterior. Uno de los atentados tuvo lugar en Roma en 1975. Pistoleros fascistas italianos trataron de acabar a tiros con la vida del dirigente demócratacristiano Bernardo Leighton y su esposa. Los dos murieron años después en Chile. El otro ocurrió el 21 de septiembre de 1976, en Washington, cuando una bomba explotó en el coche de Orlando Letelier. La justicia italiana emitió condena firme contra los responsables materiales y los instigadores chilenos del asesinato de Leighton el 1 de abril de 1996. Al responder a la comisión rogatoria española, Italia entregó documentos de gran interés. Pero otros datos que le fueron aportados por Estados Unidos no fueron enviados a España. Las autoridades italianas consultaron con Estados Unidos, quien denegó el permiso para su entrega a la justicia española. Esta actitud, por ejemplo, es objeto de critica por parte del abogado de la familia Letelier, Sam Buffone.

Ahora, el juez Baltasar Garzón, que ha solicitado dichos datos a EEUU, está pendiente de la respuesta norteamericana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 1999