Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.643 millones al año para programas con Latinoamérica

Las universidades españolas han invertido 1.643 millones de pesetas en cooperación académica y científica con Latinoamérica, según datos de 1996, repartidos entre 655 millones de recursos propios y 988 de recursos externos, de los que cerca del 50% fueron captados por las propias universidades. Estos datos pertenecen al Informe sobre la cooperación académica y científica de España con América Latina, que la pasada semana presentó en Madrid la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE). Los 655 millones han sido aportados por 48 universidades, aunque la mitad de esta cantidad la han puesto entre cinco: Politécnica de Valencia, Politécnica de Cataluña, Valencia, Politécnica de Madrid e Internacional de Andalucía. Otras 20 universidades le dedicaron menos de 10 millones de su presupuesto a esta cooperación y otras 10 no invirtieron nada de sus fondos propios.

En cuanto a cooperación científica, la que más ha aportado ha sido la Universidad Complutense de Madrid, seguida de Valencia, Autónoma de Madrid y Barcelona. Argentina es donde se han desarrollado más programas de cooperación académica y científica. Le siguen México, Brasil, Chile, Colombia y Cuba.

En los últimos seis años, cerca de 40.000 estudiantes, profesores e investigadores españoles y latinoamericanos han participado en actividades conjuntas. Una cifra muy por debajo de la demanda real que tienen los programas oficiales de cooperación, según afirma el autor del informe, el investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Jesús Sebastián. Los cerca de 1.700 convenios y 89 programas propios firmados entre universidades españolas e instituciones de Latinoamérica demuestran "un gran interés por América Latina que, en general, no se corresponde con los recursos dedicados a financiar la cooperación", opina Sebastián.

Sebastián cree necesario aumentar las alianzas entre universidades y organizaciones no gubernamentales, fomentar la cooperación científica y incrementar la financiación (el presupuesto total de cooperación académica y científica española en la zona es de unos 7.200 millones de pesetas al año). "La intensidad de la cooperación es alta, pero se compone de iniciativas espontáneas, puntuales y difusas. La ausencia de una estrategia global dificulta la cooperación a largo plazo", concluye Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 1999