Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reducir el gasto de luz

Los alumnos de 3º curso de Formación Profesional II del Instituto López de Arenas de Marchena (Sevilla) han ganado un tercer premio (del nivel de los mayores) de los que concede la Diputación de Sevilla a los proyectos empresariales. Estos chicos han ideado un sistema electrónico que, según dicen, ahorraría más de un 50% de lo que ahora se gasta en la instalación de la luz en una casa. Ellos lo explican con un ejemplo doméstico. "Si en una habitación hay un interruptor a la entrada y dos conmutadores a los lados de la cama, con este sistema se ahorrarían los conmutadores y además se necesitaría sólo la mitad del cable que ahora se utiliza". Con este circuito que los alumnos han diseñado en el taller de electrónica del centro, la especialidad que han estudiado, dicen que además, se puede regular la potencia y la intensidad de la luz. El director del centro, Juan Antonio Zambrano, cree que el jurado ha valorado de este proyecto el que sea multidisciplinar porque, para elaborarlo, los alumnos se han organizado en dos grupos: en uno están Raúl Martín, Germán Rodríguez y Antonio Jesús Jiménez, los electrónicos; en el otro Rubén Pruna y Margarita Pérez, cuya especialidad es Administrativo. Los primeros han diseñado el sistema y los segundos le han dado forma en el papel para recoger todos los aspectos del negocio. De 13 proyectos que ha presentado el instituto de Marchena, nueve superaron la primera fase y dos han ganado. El 2º premio del primer nivel se lo han llevado tres estudiantes de 3º de ESO, Vanessa Ponce, María Dolores Flores e Ignacio Suárez, de 14 y 15 años. En este caso, como los alumnos no están tan acostumbrados como los de FP a la maraña empresarial, se ha valorado el que sepan presentar un buen proyecto, no tanto el éxito comercial que tuviera el mismo. "El estudio es muy completo, tiene todos los datos", dice Vanessa. Ellos han diseñado una pastelería, porque, según dicen, no hay muchas en la zona. Venderían al público y también distribuirían los pasteles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1999