Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres separados podrán compartir al 50% las deducciones por cada hijo

Los separados o divorciados de Euskadi, que se cifran en 25.000, podrán acogerse en su declaración de la renta del pasado ejercicio a una serie de modificaciones que quedarán plasmadas y ampliadas en la nueva normativa del IRPF. A partir de ahora, cualquier persona en esta situación podrá realizar la declaración conjunta con sus hijos, así como una deducción al 50% entre ambos padres por descendiente. Para poder acogerse a estas medidas aquél que no tenga la custodia deberá presentar el justificante de pasar pensión a los hijos.

La nueva normativa que afecta a todos los padres y madres separados de Euskadi -alrdededor de 25.000- entra en vigor en la presente campaña de la declaración de la renta y es el fruto de tres años de "duras" negociaciones de los responsables de las distintas asociaciones, lideradas por la guipuzcoana (AGIPASE), con todas las fuerzas políticas, el Gobierno vasco y los responsables de Hacienda de los tres territorios. El acuerdo al que se ha llegado es uniforme, a pesar de las diferentes fiscalidades de cada una de las provincias. "Hemos logrado acabar con las fuertes injusticias fiscales que hasta ahora veníamos padeciendo todos los separados", manifestó ayer durante la presentación de estas modificaciones el presidente de AGIPASE, Justo Sáenz. Gracias a las reivindicaciones de esta asociación, que en más de una ocasión han llegado hasta los tribunales y al Ararteko, se ha conseguido que ya en la declaración que por estas fechas deben realizar los ciudadanos las deducciones por hijos las realicen ambos padres al 50% y no sólo, como se hacía anteriormente, aquél quien tenía la custodia del hijo. Entonces se exigía el requisito de la convivencia para poder practicar la deducción por descendientes. Esto suponía que, en el caso de separados y divorciados, la deducción la podía practicar exclusivamente el cónyuge con el que convivieran los hijos. De acuerdo con la nueva redacción de las normas forales del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), para acogerse a estas deducciones aquél que no tenga la custodia deberá presentar el justificante de pago de pensión a los hijos. Esta medida servirá de incentivo, según señaló Sáenz, para que muchos padres y madres cumplan con la pensión alimenticia de sus hijos, "que tristemente se incumple con frecuencia". La nueva norma establece que será unidad familiar la formada por un progenitor y todos los hijos menores. De esta forma, los padres separados o divorciados podrán realizar una declaración conjunta con sus hijos, siempre y cuando no la hagan en el mismo año. Para ello deberán realizar un acuerdo firmado entre ambas partes en el que conste que un año la realiza de forma conjunta un progenitor y al siguiente el otro, y así sucesivamente. De no presentar acuerdo firmado, ambos cónyuges se verían obligados a realizarlas como sujetos pasivos, es decir, de forma individual. Podrá desgravar la vivienda Estas modificaciones se verán ampliadas en el 2000 con la entrada en vigor de la nueva normativa del IRPF, cuya principal novedad reside en las desgravaciones sobre la vivienda. En la declaración del ejercicio correspondiente a 1999, se mantienen las deducciones anteriores, se reduce 350.000 pesetas al progenitor que le corresponda realizarla de forma conjunta y establece una deducción del 15% de las cantidades abonadas a los hijos por alimentos. Aunque no especifica las cantidades a desgravar, en aquellos casos en que una de las partes pague la vivienda que no está habitando, bien por haberse comprometido con un crédito hipotecario o por haber llegado a un acuerdo con el cónyuge, aquélla podrá acogerse a una deducción tanto de este inmueble como de la nueva casa en que resida. Este supuesto es aplicable asimismo a las viviendas en régimen de alquiler. Las asociaciones de padres y madres separados dispondrán este año de un servicio de información para resolver todas las dudas que los contribuyentes tengan sobre los cambios que supone la aplicación de esta nueva normativa, que corrige, asu juicio, las "injusticias fiscales" que afectaban a las parejas separadas. AGISAPE ha dispuesto un equipo de cuatro asesores fiscales para tal propósito. El presidente de la Asociación Guipuzcoana de Padres Separados, Justo Sáenz, quiso recalcar ayer la importancia de presentar el justificante de pago de la pensión para poder acogerse a estas desgravaciones fiscales y aprovecó la ocasión para denunciar publicamente a las entidades bancarias que cobran 1.000 pesetas por expedir dicho documento. "Este justificante debería ser totalmente gratuito como lo son los que ordinariamente envían para cumplimentar la declaración de la renta. Por lo que, si continúan cobrándose, la asociación de padres emprenderá acciones judiciales contra los bancos que cometan tales abusos", advirtió Sáenz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de abril de 1999

Más información

  • La nueva normativa entra en vigor en la declaración de la renta de este año