Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Belgrado ordena detener a tres negociadores del ELK en Rambouillet

La policía serbia emitió ayer órdenes de detención contra ocho altos jefes de la guerrilla del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), tres de los cuales forman parte de la delegación albanokosovar que tomó parte en las conversaciones de paz celebradas en la localidad francesa de Rambouillet.

En medio de la escalada de la tensión en la provincia serbia, el enviado especial estadounidense para los Balcanes, Richard Holbrooke, llegó ayer a Belgrado para entrevistarse hoy con el presidente de Yugoslavia, Slobodan Milosevic. El artífice del acuerdo de paz en Bosnia en 1995 intenta desbloquear ahora la situación en Kosovo.Nada más llegar a Belgrado, Holbrooke advirtió a Milosevic que "podría estar a punto de chocar contra Occidente" y que la amenaza de guerra "está cada vez más presente". El enviado norteamericano lanzó un llamamiento al dirigente serbio para "evitar una tragedia".

La orden de detención de los dirigentes albanokosovares ha sido adoptada a menos de una semana de la reanudación de las conversaciones de paz en Kosovo, prevista para el próximo día 15. A los ocho acusados se les imputan "actividades terroristas".

Los tres miembros de la delegación en Rambouillet, Hashim Thaçi, Jakup Krasniqi y Ram Buja, son, además, miembros del Estado mayor del ELK. Thaçi, alias El Serpiente, había sido designado por el ELK para encabezar un Gobierno provisional de Kosovo.

Ya la semana pasada el diario Politika, próximo al Gobierno de Milosevic, había publicado un anuncio de búsqueda policial contra Thaçi, quien fue condenado en 1997 a diez años de cárcel por "numerosos ataques contra la policía".

En Kosovo, mientras tanto, tres miembros del ELK resultaron muertos y otros cuatro quedaron heridos durante los combates que se registraron el pasado lunes. La ofensiva de las fuerzas serbias provocó que al menos seis pueblos cercanos a la frontera con Macedonia fueran abandonados por sus habitantes, que se refugiaron en unas montañas cercanas.

Campesinos cercados

Ayer por la mañana, policías serbios apoyados por artillería lanzaron un duro ataque contra las localidades de Ivaja y Pustenik. Fuentes albanesas aseguraron que al menos 1.500 personas se encontraban asediadas por las fuerzas serbias en Ivaja. Unos 450 campesinos fueron obligados a huir de sus casas, según un portavoz de la misión de la OSCE. La policía serbia les esperaba al pie de las montañas y separó del grupo a los varones, llevándoselos en camiones militares a Kacanik.Holbrooke, como enviado especial del presidente Bill Clinton, no tiene previsto reabrir la negociación con Milosevic. Según informó el Departamento de Estado, Holbrooke "presionará a los dirigentes serbios para que acepten los acuerdos de Rambouillet en sus aspectos políticos, civiles y militares".

Las mismas fuentes señalaron que el Estado mayor del ELK había aceptado las condiciones de paz fijadas en Rambouillet. Sin embargo, fuentes kosovares matizaron que esta aceptación queda condicionada al cese de las actividades militares que en la actualidad llevan a cabo las fuerzas enviadas por el Gobierno de Belgrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de marzo de 1999

Más información

  • Holbrooke pide evitar "una tragedia" en Kosovo