Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conflicto por un libro escolar sobre la lucha obrera

Los 4.000 ejemplares del último libro realizado por la historiadora María del Carmen García-Nieto antes de morir se están cubriendo de polvo, guardados desde hace 10 meses en un armario del Consejo Comarcal del Baix Llobregat, entidad de la que partió el encargo. La obra, un libro de texto para escolares que trata del movimiento obrero en la comarca entre 1939 y 1978, no ha sido distribuido por la sencilla razón de que no ha gustado. El consejo comarcal aduce que la autora recrea una versión poco cercana a la realidad y ha molestado a algunos de sus protagonistas; fuera de la institución, sin embargo, se cree que lo que ha molestado es que la historiadora eleve al rango de protagonistas a gente anónima y no a los líderes sindicales de aquellos años, que ya trabajan en un libro alternativo. El libro forma parte de la colección Descobrim el Baix Llobregat, una serie divulgativa dirigida a los alumnos de segundo ciclo de secundaria sobre aspectos diversos de la comarca, y se acompaña de una serie de fichas de trabajo sobre su contenido. La obra repasa el franquismo, el fenómeno migratorio del campo a la ciudad, la vida cotidiana de aquellos años, el nacimiento de CC OO, los conflictos y reivindicaciones laborales, la represión del régimen, las celebraciones del Primero de Mayo en aquellos difíciles años, la lucha ciudadana y estudiantil, y la legalización de los sindicatos. Los protagonistas son personas anónimas que aparecen con iniciales o simplemente con su nombre de pila, historias que la autora toma prestadas para acercarse a las condiciones de vida y trabajo de los obreros. El libro incluso llegó a tener señalada su fecha de presentación. Sin embargo, de repente, el consejo comarcal decidió suspenderla a última hora. El presidente del consejo, el socialista José Luis Morlanes, que hasta el año pasado fue el máximo responsable de UGT en el Baix Llobregat, asegura que cuando se repartieron unos cuantos ejemplares -no entre los estudiantes a los que va dirigido o sus profesores, sino entre "alguna gente que vivió la historia"-, la visión recreada por García-Nieto no fue bien recibida. No se habla de errores, sino del genérico argumento de que "es una versión menos cercana a la realidad", dice Morlanes. La directora de la colección, la profesora de la Universidad de Barcelona Gemma Tribó, tampoco conoce la razón por la cual se ha paralizado la distribución del libro. Tribó asegura: "Tampoco me han dicho nunca el porqué, pese a lo mucho que lo he intentado". La directora de la colección asegura que tan sólo un ex líder sindical que hoy trabaja para el consejo comarcal le reprochó que en el libro apareciera una fotografía de Marcelino Camacho sin ser del Baix Llobregat. El consejo comarcal ha encargado un nuevo libro a Josep Maria Rañé, Carles Navales y José Botella. "Un libro que complementa el de García-Nieto", señala Morlanes, quien asegura que cuando esté confeccionado será distribuido conjuntamente con el de la historiadora. María del Carmen García-Nieto era hermana del jesuita Joan García-Nieto, sociólogo y fundador de CC OO en el Baix Llobregat, y murió en diciembre de 1997, a los 69 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999