Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere, a los 83 años, el cantante de tangos Carlos Acuña

Buenos Aires

El cantante de tangos argentino Carlos Acuña, que murió ayer a los 83 años, en Buenos Aires, estrenó algunos de los más famosos temas de ese género y pasó 17 años en España, donde en los años sesenta mantuvo una estrecha relación con el tres veces presidente de Argentina, Juan Domingo Perón. Durante su larga estancia en Madrid, Acuña también se relacionó con el entonces jefe de Estado español, Francisco Franco, quien le pedía que interpretara los temas con los que el cantante ganó prestigio en Argenitna.El cantante murió en un hospital de esta capital por las secuelas de una fractura de cadera que se le fue complicando, según dijo a la prensa su viuda, Mabel Acuña. Emocionada, recordó que su marido "fue muy amigo de Perón y vivió muchos años en España, donde tuvo una vida muy enriquecida y muy serena". En el mejor momento de su carrera artística, Carlos Acuña fue cantante en la orquesta del compositor argentino Mariano Mores, de quien estrenó los célebres temas Patio de la Morocha, Uno y La calesita, que se convirtieron en clásicos de sus presentaciones.

Tras el regreso de Perón a Argentina, en 1973, Acuña también se repatrió y volvió a cantar en el país, al tiempo que inició una militancia en el Partido Justicialista (peronista) que lo llevó a participar en los actos de campaña del actual presidente, Carlos Menem, elegido en 1989. De clara identificación gardeliana, el intérprete solía contar que en sus años en España se había hecho amigo de Francisco Franco y su familia. Franco le pedía que cantara Tomo y obligo, tango interpretado por Carlos Gardel que el general conoció en la trinchera durante la guerra civil española, según relatos de Acuña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999