Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matutes anuncia más controles en la frontera con el Peñón

El Gobierno español está dispuesto no sólo a mantener, sino a incrementar las medidas de control en la verja de Gibraltar para acabar con el carácter "parasitario" de la economía del Peñón. Lo reiteró ayer el ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, durante una conferencia de prensa con la ministra de Asuntos Exteriores de Finlandia, Tarja Halonen. Matutes volvió a enviar un claro mensaje a Londres para que se siente a negociar las "bases para la desaparición de la última colonia de Europa".Justificó las restricciones impuestas en la verja del Peñón por tratarse de un "centro clásico y tradicional de contrabando" y anunció que "se están examinando otras medidas complementarias para que en ningún caso la colonia de Gibraltar, que tiene basada su economía en actividades ilegales que actúan parasitariamente sobre la economía española, perjudicando muy gravemente toda la zona del Campo de Gibraltar, no puedan seguir impunemente incumpliendo leyes, favoreciendo la evasión fiscal de España a través de 53.000 sociedades que no pagan impuestos y que no se sabe quién está detrás".

Para el Ejecutivo, la responsabilidad de la difícil situación que se ha creado reside en la falta de voluntad de Londres para hacer cumplir a las autoridades gibraltareñas los acuerdos negociados sobre pesca y en su indiferencia hacia el proceso de Bruselas en el que se pactó negociar el tema de la soberanía.

60 directivas incumplidas

El ministro confirmó su carta de protesta al presidente de la Comisión Europea, en la que detallaba las más de 60 directivas comunitarias que no se cumplen en Gibraltar. Matutes había lamentado horas antes, ante los micrófonos de RNE, la "debilidad muy grande" que estaba demostrando en este tema el ministro británico Robin Cook. La decisión del Gobierno de entrar a fondo en el tema de Gibraltar es firme, y así se lo comunicará hoy Matutes a los portavoces de los principales grupos parlamentarios, con los que se reunirá en un desayuno de trabajo. En ese sentido ha sorprendido en medios diplomáticos el artículo publicado en la prensa gibraltareña por el portavoz del PSOE en la Comisión de Asuntos Exteriores, Rafael Estrella, ya que, en su opinión, coincide, punto a punto, con las tesis británicas. Estrella pedía que se abandonara la cultura del enfrentamiento y que se desarrollaran programas de cooperación entre los dos lados de la Verja.

El PSOE, por medio de su portavoz, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró ayer una extrema dureza contra Matutes, al que pidió que "deje de estar en babia" y "trabaje" en la protección de los pescadores españoles ante la situación "insólita" de este fin de semana, en el que "los pescadores tuvieron que hacer el trabajo del ministerio y de la diplomacia negociando directamente con las autoridades gibraltareñas", informa

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 1999