El Palmeral y el "Misteri", a examen

Muchos documentos y dos días de visita a Elche servirán al técnico alemán Hans Dorn para emitir el informe que la Unesco necesita antes de saber si el Palmeral y el Misteri pueden alcanzar la designación de patrimonio de la humanidad. La última palabra la tiene una comisión de la Unesco, integrada por 18 miembros, que en su mayoría son políticos y diplomáticos, y carecen en principio de los conocimientos técnicos necesarios para evaluar. De ahí la importancia del informe que Dorn elaborará sobre la candidatura ilicitana, después de visitar la ciudad la semana pasada. El técnico de la Unesco se dejó querer durante su estancia, y de forma educada rechazó pronunciarse sobre las posibilidades que tienen el Palmeral y el Misteri para obtener la distinción internacional. Las autoridades le obsequiaron con una palma blanca rizada artesanalmente y una herramienta local para podar palmeras. El Patronato del Misteri d"Elx tuvo también un detalle con el comisionado de la Unesco y le regaló una reproducción de La Consueta, o libreto de la representación. Durante dos días, el técnico no paró ni un minuto. Visita a archivos, a huertos, jardines, museos, monumentos, demostraciones de palmereros y la asistencia a un ensayo de la Capella del Misteri fueron algunas de las actividades principales de su apretada agenda. El Ayuntamiento y el Consell rivalizaron en agasajar al invitado para que se llevara una buena imagen de la ciudad. Le dieron a probar dátiles y le llevaron a comer al parque natural de El Fondo. El técnico alemán, consciente de las atenciones que recibía, manifestó en más de una ocasión que su impresión particular de la ciudad "es magnífica", para añadir después que tendrá dos semanas para evaluar si los bienes propuestos se ajustan a los criterios de la Unesco. Los requisitos del organismo internacional son múltiples, y Horn declinó enumerarlos. En principio, se exige que el bien premiado sea único y singular, que esté en buen estado de conservación, que las autoridades locales se comprometan a protegerlo y que se sustente sobre una base histórica documentada. El Palmeral y el Misteri d"Elx cumplen a priori todos estos criterios, pero la directora de Entornos y Paisajes de Icomos (organismo de evaluadores de la Unesco), Carmen Añón, recordaba una y otra vez que no todo está ganado. "España es el país que cuenta con más bienes patrimonio de la humanidad, y la Unesco está decidida a incorporar a la lista a los países del tercer mundo que por su precaria situación económica no pueden hacer informes tan completos", dijo. La candidatura ilicitana tiene otro inconveniente: "La Unesco nunca ha premiado un bien inmaterial como es el Misteri".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS