Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma laboral convierte en fijos 137.000 contratos eventuales

Las empresas catalanas son las que más empleos temporales han convertido en fijos aprovechando las ayudas de la reforma laboral aprobada en 1997. El 60,6% de los contratos indefinidos firmados en el marco de esta ley entre mayo de 1997 y octubre de 1998 fueron antes contratos eventuales. Por esta vía se han convertido en fijos en Cataluña 136.943 contratos eventuales en los 20 meses citados, según un informe de CC OO de Cataluña que el sindicato quiere utilizar en la próxima negociación de los convenios colectivos.

Las empresas han tenido dos alicientes para hacer estos contratos: una reducción media de cuotas a la Seguridad Social del 50% durante los dos primeros años y la posibilidad de un despido más barato por causa económica. En el conjunto de España, la conversión de contratos eventuales en indefinidos ha sido menor y ha supuesto el 57,5% del empleo estable creado a partir de la reforma laboral. La secretaría de ocupación del sindicato hace balance de la reforma y afirma que el empleo fijo creado gracias a la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social no ha perjudicado a la creación de empleos fijos ordinarios, es decir, sin bonificaciones a la Seguridad Social. Como ejemplo, CC OO destaca que entre mayo de 1997 y octubre de 1998 se crearon en Cataluña 50.982 empleos fijos ordinarios. Las empresas de servicios son las que más contratos fijos están haciendo. El informe de CC OO de Cataluña se basa en datos del Departamento de Trabajo de la Generalitat y en la encuesta de población activa (EPA). En los 20 meses analizados, el empleo estable ha experimentado un importante avance en Cataluña. A los 136.943 empleos fijos nacidos de antiguos eventuales y los 50.982 fijos ordinarios, hay que sumar otros 88.869 contratos indefinidos realizados entre parados, jóvenes y mayores de 45 años, que también se benefician de bonificaciones a la Seguridad Social. Para las empresas, la otra gran ventaja de los empleos indefinidos creados con la reforma laboral es que permiten un despido por causa económica de 33 días de indemnización por año, frente al límite de 45 días del resto de los contratos fijos. La reforma laboral permite a las empresas ahorrar entre el 40% y el 60% de la cotización a la Seguridad Social durante los dos primeros años si crean empleo fijo, bien sea transformando los eventuales, bien mediante los nuevos contratos indefinidos acogidos a la reforma. Las ayudas acaban en mayo y está previsto que se prorroguen un año más, aunque con una rebaja de la cuota a la Seguridad Social de sólo un 20%. El ahorro es importante para las empresas: según datos del sindicato, en el caso de un trabajador con un salario neto mensual de 125.000 pesetas, la bonificación supone un ahorro de 206.260 pesetas al año en Seguridad Social, ya que se abonan 349.740 pesetas, frente a las 556.000 que correspondería pagar sin bonificación. Subvenciones del Inem Pese a estas ayudas, la Seguridad Social no deja de ingresar las cuotas de estos nuevos empleos. La diferencia la paga el Instituto Nacional de Empleo (Inem) con las cuotas por desempleo de los trabajadores. En los últimos meses el Inem dispone de una confortable situación financiera para hacer efectivos estos abonos, ya que el aumento del empleo y la bajada del paro le están permitiendo ingresar más de lo que gasta. El Inem tiene previsto destinar este año 290.000 millones de pesetas a subvencionar contratos indefinidos gracias a su superávit. Los sindicatos reclaman que parte del superávit del Inem se destine a aumentar la prestación a los parados. En el informe de CC OO se subraya que las empresas de servicios son las que más contratos fijos hacen acogiéndose a las bonificaciones, incluso por encima de su peso en la economía. Desde mayo de 1997 a noviembre de 1998, el sector servicios ha realizado en Cataluña el 65,2% de los nuevos contratos fijos, es decir, 147.387 empleos. Este porcentaje es bastante superior al de la población ocupada en los servicios, que sólo es del 58,2%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de enero de 1999

Más información

  • Las empresas catalanas son las que más se aprovechan de la nueva ley