Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segovia celebra el quinto centenario del humanista Andrés Laguna

Las instituciones políticas y académicas de Segovia celebrarán este año diversos actos culturales con motivo del quinto centenario del nacimiento de Andrés Laguna, cuyas aportaciones científicas, literarias y policias le convierten en un personaje clave para conocer la Europa del siglo XVI.Considerado como uno de los primeros defensores de la unidad europea (gracias a su conocido Discurso sobre Europa, pronunciado en la Universidad de Colonia en 1543, tras las guerras de religión que asolaron el continente), Laguna fue además médico del emperador Carlos V y del Papa Julio III, y pasó a la historia de la farmacología por su traducción al castellano, en 1555, del Pedacio Dioscórides Anazarbeo, texto del doctor griego El Dioscórides sobre medicinas y venenos que fue utilizado en las farmacias europeas hasta fitiales del siglo XVIII o principios del XIX.

Promovidos por la Asociación Andrés Laguna para la Promoción de las Ciencias de la Salud, los actos se centrarán, a lo largo de todo el año, en conciertos, conferencias y presentación de publicaciones, que darán paso a un congreso internacional, en otoño próximo, denominado Humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista.

El congreso intentará reunir a intelectuales y científicos de prestigio mundial para divulgar la figura de Laguna en sus diversas facetas, desde la medicina a la botánica, la traducción de textos o la política.

Humanista y converso

También habrá una exposición iconográfica y de recuerdos personales, que revelará la historia, el arte y la cultura de Segovia en el siglo XVI, y otra dedicada a la farmacopea y la botánica.

Según los organizadores, se trata de crear un foro de estudio y debate de carácter multidisciplinar e internacional que conmemore a este humanista, físico, escritor y alquimista que hablaba trece idiomas y estudió en, la Universidad de Salamanca y en la Sorbona de París (allí coincidió con Erasmo de Rotterdam, Luis Vives e Ignacio de Loyola).

La casa en la que vivió Laguna, hijo de un médico judío converso que para reforzar su estatus adquirió en 1480 un título nobiliario, está siendo sometida a obras de restauración dentro del prograrna de recuperación de la Judería segoviana, y albergará un centro de estudios de rehabilitación de edificios.

Segovia, que pertenece a la Asociación Española de Ciudades con Juderías-Caminos de Sefarad, cuenta con importantes pruebas de la presencia judía en sus calles, con dos juderías, la vieja y la nueva, los testimonios físicos o documentales de cinco sinagogas y el cementerio El Pinarillo, el único al aire libre de los que se conservan en España.

Asimismo, en la ciudad es patente el origen de Andrés Laguna, que firmaba sus obras como Segoviense y hoy da nombre a una plaza y a un instituto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de enero de 1999