EL PROCESO DE PAZ

"Expectación esperanzada" del Ejecutivo vasco tras la declaración etarra

El Ejecutivo vasco en funciones se declaró ayer en estado de "expectación esperanzada" tras el último comunicado de ETA; la precedente declaración del presidente del Gobierno central, José María Aznar, y la hecha pública ayer por los dirigentes de Euskal Herritarrok. Su portavoz, Mari Carmen Garmendia, indicó, al término de la que fue la última reunión del Gabinete de José Antonio Ardanza, que el Ejecutivo vasco considera esos tres hechos como "eslabones de una misma cadena". "Deseamos vivamente que se actúe con el mayor grado de consenso posible, con toda prudencia, pero también con valentía e inteligencia", declaró, "para que podamos hacer cuanto antes el camino hacia la paz definitiva".Pese a no querer mostrar un excesivo optimismo, Garmendia resaltó que los tres hechos referidos constituyen "atisbos" de un cierto avance. "Estamos expectantes ante lo que se pueda producir", reiteró.

Más información
Herri Batasuna confirma que ha mantenido una "comunicación" con representantes del Gobierno

A su vez, el portavoz del Gobierno navarro, Santiago Cervera, también ligó el comunicado etarra a la intervención de Aznar el viernes, le atribuyó el carácter de prueba sobre la existencia de diálogo y apuntó que Navarra está dispuesta a participar de forma "activa y comprometida" en el proceso de paz.

El secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, juzgó que ETA parece dispuesta a trabajar en "el marco de juego democrático" pese a aspectos "duros y terribles" de su nota.

Sólo el PP vasco mostró su decepción. Su presidente, Carlos Iturgaiz, calificó el texto de "calco" del emitido para anunciar la tregua el 16 de septiembre. ETA no acaba de entender, dijo Iturgaiz, que la paz no puede tener un precio político. Esta apreciación la compartió el líder de IU-EB, Javier Madrazo, quien pidió una mesa de partidos sin exclusiones.

La senadora Begoña Lasagabaster (EA) y el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, pidieron coraje y valentía al Gobierno central. Lasagabaster restó importancia al lenguaje de ETA y Anasagasti consideró el comunicado un aval de la seriedad de la tregua.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS