Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 actuaciones de salvamento

La Consejería de Medio Ambiente reconoce, en el anteproyecto de ley del futuro parque regional del Guadarrama, que el cauce fluvial que da nombre al parque sufre "importantes vertidos que, incrementados en los meses de verano [porque la zona está plagada de segundas residencias], contaminan intensamente la calidad de las aguas de los ríos Guadarrama y Aulencia [su afluente]". Pero los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente están tomando todas las medidas que tienen a su alcance para acabar con los emisores contaminantes que denuncian los ecologistas. "La Comunidad prevé un total de 17 actuaciones distintas y una inversión de 7.800 millones de pesetas en la mejora y construcción de nuevas depuradoras dentro del ámbito del parque para eliminar los vertidos urbanos de aguas residuales", explicó Fernando Hernández, jefe de Vigilancia Ambiental de Medio Ambiente.

MÁS INFORMACIÓN

Las obras comenzarán el año que viene. Entre ellas, destaca la construcción de una depuradora común para Galapagar y Torrelodones, que acabará con años de vertidos directos.

Los técnicos regionales analizan las emisiones industriales: "Se están tomando muestras de lo que lanzan al río las industrias apostadas a lo largo del cauce", explicó el jefe de Planificación Ambiental de la citada consejería, Ricardo Vargas. Los resultados aún no se conocen, pero serán determinantes a la hora de tomar medidas contra la industria. En cuanto a la extracción de minerales, la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Madrid ha abierto una investigación para determinar qué empresas contaminan con sus vertidos el río.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 1998