Francia niega toda responsabilidad en el genocidio de Ruanda en 1994

La idea de que Francia pueda haber tenido alguna responsabilidad en el genocidio que en 1994 llevó a la muerte en Ruanda a casi un millón de tutsis y hutus moderados resulta demasiado fuerte para los miembros de la comisión parlamentaria francesa que han estudiado el asunto durante nueve meses."Francia no estuvo en absoluto implicada en el genocidio ruandés", proclama resueltamente el informe de 1.800 páginas hecho público ayer tarde en la Asamblea. Establecido este dato, los diputados franceses se han adentrado cautelosamente en el terreno de la autocrítica y han encontrado algunos motivos para no estar enteramente satisfechos, por más que la derecha parlamentaria pasara en cuestión de horas del temor al resultado del informe a la afirmación chovinista de que "Francia debe estar orgullosa" de su acción en Ruanda.

Sin embargo, uno de los redactores del informe, Pierre Brana, sostiene que, en el marco de la colaboración militar con Ruanda, decidida por el entonces presidente François Mitterrand, los militares franceses "prestaron su apoyo a un ejército étnico formado exclusivamente por hutus que actuaba de manera implacable", y que este comportamiento "contraviene todos los acuerdos internacionales".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción