Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ilegal en España

Miles de embriones humanos, similares a los utilizados para la producción de cultivos de células madre, están congelados en las clínicas españolas en espera de que alguien resuelva su situación legal. Proceden de fecundaciones in vitro, pero nunca llegaron a ser implantados.

La ley de reproducción asistida permite que los padres genéticos puedan donar los embriones a otras parejas una vez transcurridos dos años desde su congelación. Pero cuando han pasado más de cinco años ya no se pueden donar. Tampoco se pueden destruir.

Y, en principio, tampoco se pueden utilizar para fines de investigación, por lo que experimentos como los de Thomson en Wisconsin serían ilegales en España.

Sin embargo, la situación legal permite un ambiguo resquicio, ya que los embriones que llevan congelados entre dos y cinco años podrían utilizarse en investigación siempre que lo autorice una comisión de vigilancia nombrada por el Ministerio de Sanidad.

La ley española no regula la posibilidad de que los cultivos celulares obtenidos de embriones humanos puedan importarse de Estados Unidos con fines experimentales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de noviembre de 1998