Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los problemas del sector porcino provocan protestas en toda la Unión Europea

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha convocado movilizaciones contra las diferentes administraciones por su pasividad para resolver los problemas de bajos precios que afectan al mercado del porcino desde hace varios meses. Esta situación de malestar se produce también en otros países de la Unión Europea como Francia, Holanda o Alemania. En Francia cientos de ganaderos protestaron ayer por la bajada de los precios en la región de Bretaña.Para los responsables de UPA, las medidas de almacenamiento de carne por la iniciativa privada ofrecidas por la Unión Europea han sido totalmente insuficientes para atajar los problemas de bajos precios que afectan en este momento al sector del porcino.

Las acciones de almacenamiento se pueden llevar a cabo con medias canales, jamones, paletas, chuleteros, partes delanteras de los animales, pancetas y carnes deshuesadas por un periodo de entre cuatro y seis meses.

Sin embargo, según la Asociación de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor), la exigencia de la Unión Europea para que una vez terminado el periodo de almacenamiento esa carne no pueda vover al mercado nacional y tenga que destinarse a la exportación en un plazo de dos meses, está suponiendo un freno insalvable para realizar los almacenamientos. Existe miedo a almacenar con la obligación ineludible de exportar cuando se mantienen los graves problemas de demanda en terceros países, especialmente en el Este, a pesar de las restituciones comunitarias.

En opinión de Unión de Pequeños Agricultores (UPA), la crisis de los precios está afectando fundamentalmente a los pequeños ganaderos para los que desde esta organización se reclaman ayudas directas.

La situación de precios a la baja es general en toda la UE. En Francia, los precios se han situado en los niveles más bajos de los últimos 25 años, razón por la cual se han generalizado las protestas con acciones violentas en varias localidades de la Bretaña.

Los precios del porcino se hallan hundidos desde el pasado verano tras dos campañas de altas cotizaciones. En España, frente a unos precios que llegaron a las 250 pesetas kilo, actualmentente las cotizaciones se sitúan en las 100 pesetas por kilo, como consecuencia de un aumento de la cabaña, incremento de la productividad y las dificultades para exportar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1998

Más información

  • UPA pide ayudas directas para los ganaderos