Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón consigue que Suiza devuelva 300 millones de Amedo y Domínguez

El juez Baltasar Garzón ha conseguido que la justicia suiza devuelva a España los casi 300 millones de pesetas que los expolicías José Amedo y Michel Domínguez tenían depositados en cuentas de la Unión de Bancos Suizos, y que presuntamente procedían de la partida de los fondos reservados del Ministerio del Interior que en 1989 fue entregada en Suiza a las mujeres de los ex agentes, a cambio del silencio de ambos. Los correos del dinero fueron Aníbal Machín, Félix Hernando y Juan de Justo.

La devolución del dinero ha sido un éxito personal de Baltasar Garzón, que ha llevado directamente las gestiones con el juez suizo Paul Perraudin. Tras la reclamación del magistrado español se celebró en Suiza una vista que acordó la entrega, decisión contra la que no recurrieron Amedo y Domínguez. Es la primera vez que Suiza devuelve a España fondos de particulares bloqueados por orden judicial.Los casi 300 millones de pesetas corresponden a los aproximadamente 200 millones que depositaron las esposas de los dos exagentes, más los intereses generados desde 1989. El dinero ha sido ingresado ya en ecus en el Tesoro público español.

Oferta de Rafael Vera

Según declararon José Amedo y su mujer, María Ángeles Acedo, el 28 de diciembre de 1994, el dinero ahora devuelto fue una entrega decidida por el exsecretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera a cambio de que los exagentes mantuvieran silencio sobre la guerra sucia contra ETA. El ofrecimiento, según esta versión, fue hecho a la esposa de Michel Domínguez, Alicia Sánchez Carrión, a quien Vera explicó que tenían que abrir unas cuentas en Suiza para que les colocaran determinadas cantidades.De acuerdo con estas indicaciones, las esposas de los expolicías viajaron a Ginebra, donde abrieron cuentas a su nombre porque la Unión de Bancos Suizos no permitió que lo hicieran con la identidad de Amedo y Domínguez sin que éstos estuvieran presentes.

Después realizaron otros cuatro viajes a Ginebra, donde se encontraban con dos emisarios del Ministerio del Interior, que en las tres primeras ocasiones fueron el comisario Aníbal Machín y el entonces teniente coronel Félix Hernando. Ambos trasladaban un maletín con 50 millones, que ellas ingresaban en las cuentas. En el último viaje que completaba una cantidad de 100 millones para cada uno de los agentes fue personalmente Juan de Justo, secretario de Vera, junto con otro funcionario de la Secretaría de Estado.

El caso sigue abierto en el juzgado de Garzón, que tiene previsto concluirlo en breve y remitirlo a la Sala. Están procesados Vera, Juan de Justo, Hernando y Machín por malversación de caudales públicos.

Por otro lado, Ricardo García Damborenea, exsecretario de los socialistas vizcaínos y condenado a siete años de cárcel por el secuestro de Segundo Marey, contestó ayer al Supremo que "carece de medios" para pagar la indemnización de más de tres millones de pesetas que le corresponde entregar a la víctima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1998

Más información

  • El dinero que recupera el Tesoro procedía de los fondos reservados