Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ziugánov compara Kosovo con el País Vasco

El líder comunista ruso, Guennadi Ziugánov, considera que un eventual ataque de la OTAN contra Serbia sería un "crimen" que podría desencadenar un conflicto bélico a gran escala en Europa. "Si esa debe ser la forma de resolver tales problemas", añadió el dirigente comunista, "¿por qué no utilizarla también para resolver la cuestión vasca en España?".La declaración de Ziugánov no fue la más radical que se pudo escuchar ayer entre los dirigentes políticos rusos, muy sensibilizados con la crisis. El propio ministro de Defensa, Ígor Serguéiev, alzó el tono para advertir de que la intervención supondría "un retorno a la guerra fría", con la consecuencia inmediata de que la Duma no ratificaría el tratado START II de desarme nuclear estratégico suscrito con Estados Unidos.

El ultranacionalista Vladímir Zhirinovski exigió, por su parte, la ruptura de relaciones con todos los países que participen en el ataque y abogó por ayudar militarmente a Serbia con los "más avanzados sistemas de defensa", como los misiles S-300 y S-400.

Por su parte, el presidente del Comité de Defensa de la Duma, Roman Popkovich, aseguró que la amenaza de ataque se produce porque el complejo militar-industrial de la OTAN quiere ensayar nuevos tipos de armas "antes de futuras hostilidades" en otros ámbitos. Según él, eso debería llevar a Rusia a replantearse sus compromisos de desarme con Occidente.

Su colega del Comité de Asuntos Internacionales, Vladímir Lukin, defendió también la entrega de misiles a Serbia y dijo que Rusia "debe oponerse firmemente al ataque".

Según Radoslav Pajkovic, encargado de negocios yugoslavo, están llegando a la embajada estos días centenares de cartas de rusos dispuestos a enrolarse en el Ejército serbio para hacer frente a los "agresores occidentales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1998